7 de marzo de 2010

LOS JÓVENES EN LA RED


INTRODUCCIÓN

A lo largo de la historia de la humanidad el hombre ha ido encontrado, o en numerosas ocasiones creando, tecnología y herramientas para seguir avanzando y para intentar mejorar su calidad de vida. Y hoy, sigue siendo así. A lo largo de la historia de la humanidad el hombre ha usado esa tecnología. La ha usado bien, pero también, en no raras ocasiones, mal. Y hoy, sigue siendo así.

Internet es una de estas herramientas creadas por el hombre. Red capaz de conectar a millones de personas para compartir información de todo tipo, pero también capaz de ser causante de grandes males. Males como la progresiva pérdida de una iniciativa moral individual o propia debido al nacimiento de comportamientos en masa que, por otra parte, son muchas veces irracionales; la consecuente desaparición, de la mano de este gigante pensamiento monotemático, de un espíritu crítico necesario desde siempre por el hombre para avanzar; la violación de la privacidad establecida como valor fundamental a respetar en este mundo de permanente contacto e intercambio de información; la desnaturalización del contacto humano y la pérdida de conversaciones “reales” Nosotros en este artículo, intentaremos tratar tanto los beneficios que (hay que destacar) son muchos, como los posibles daños que el uso del Internet puede originar en los jóvenes. Qué podemos ganar y que podemos perder nosotros cuando utilizamos Internet…

Intentaremos hablar de los usos que se le da, destacando el de las redes sociales, así como de los problemas que puede acarrear el uso de Internet, terminando con posibles soluciones.

USOS DE INTERNET POR LOS JÓVENES

Creemos conveniente, al empezar a escribir este artículo, hablar sobre los usos que le da el/la joven de hoy a Internet. Hoy en día, la gente sabe que los intereses y utilidades que da un adulto a Internet son muy diferentes a los que le da un joven. La mayoría de los adultos utiliza más el Internet para buscar información y para los servicios de mensajería, dándole menor importancia al ocio y, en concreto a las redes sociales. Son los jóvenes de Secundaria y Bachillerato los que usan Internet para chatear y para relacionarse, mediante estas redes como Facebook, Tuenti o Myspace. El estudio realizado por el Ministerio de España y, concretamente, el Instituto de Tecnologías Educativas corrobora que el reparto de los usos que los jóvenes le dan a Internet es muy diferente al que pueda darle un adulto. Internet desde un inicio, dadas las circunstancias de su nacimiento, es concebido como un máquina con la cual compartir información. Según va evolucionando, Internet pasa de ser un simple transmisor de datos a comenzar a albergar una gran cantidad de información y, a acabar siendo, lo que es hoy: Una inmensa red de la cual puedes obtener cualquier tipo de información existente. Una enorme Enciclopedia. La principal función de Internet, entonces, podríamos decir que es almacenar información para beneficio del usuario y compartirlo con los demás, si tenemos en cuenta los correos electrónicos. Con el nacimiento de la Web 2.0 esto cambia. Ahora no solo informas y eres informado, sino que puedes participar e interactuar directamente con esa información. Esto, además de una revolución en lo que podemos llamar “La Enciclopedia de Internet”, supone un enorme avance para tantas otras cosas que empiezan a crecer y a formar una parte vital de la estructura. Sobre todo referido a los jóvenes, la Web 2.0 revoluciona las formas de contacto llevándolas a un nivel, antes, inimaginable. A la enorme lista de formas de ocio que ya iban apareciendo en Internet como pueden ser la música, programas, páginas web, juegos, videos...se le añaden los chats y las redes sociales, otro gran avance tecnológico que nos proporciona esta enorme capacidad para compartir todo.



Gráfico hecho por nosotros con los resultados de la encuesta en un diagrama circular

Que tenemos hasta aquí entonces. Nosotros diríamos que tenemos una enorme red con la cual podemos desde buscar información para trabajar, estudiar o simplemente saber, hasta una plataforma con una extraordinaria capacidad para establecer contacto entre personas que, quizás estén, a muchísima distancia.

Volvemos al principio. ¿Qué hacemos mal para que haya cosas que salgan mal? Nosotros, para bien o para mal, vamos a hablar de estas cosas, de los problemas que surgen del uso de estas herramientas de Internet y de la importancia de estar “bien educado”, como en todo en esta vida al fin y al cabo. Aquí radica la importancia de asignaturas como CCMC, pero de este tema hablaremos al final.


LOS JÓVENES EN LA RED: INTERNET COMO UN PROBLEMA.

En el apartado anterior hemos hablado de reparto de usos que el joven da a Internet. Nosotros no afirmamos que ese reparto de usos sea malo. No es malo siempre que el tiempo de ocio no quite tiempo al de trabajo y estudio ni tampoco mengüe el rendimiento del mismo. Lo que queremos decir con esto es que las Redes Sociales o los chats o ver vídeos no son malos por naturaleza, sino que es lo que hacemos con ello lo que, a veces, los vuelve problemáticos y también que es perfectamente comprensible que los adolescentes utilicen más el Internet como vehículo de ocio que no como una fuente de información. Ahora, no por ello su actitud ante las demás cosas tiene que cambiar ni tenemos porque perder otras formas de comunicación que ya teníamos.

Normalmente, cuando hablemos a lo largo del artículo de los problemas y ventajas de Internet utilizaremos el ejemplo de la red social, no solo porque es (según la anterior encuesta), la herramienta on-line más utilizada por los jóvenes, también porque todo lo que vamos a ver a cerca de Internet, esa existente dualidad entre las ventajas y los inconvenientes, los problemas y las soluciones, lo correcto y lo incorrecto, el bien y el mal…Todo eso se ve reflejado en las redes sociales también. No hay más que fijarnos en la propia definición y las distintas acepciones que nos aporta la RAE de la palabra red:

1. f. Aparejo hecho con hilos, cuerdas o alambres trabados en forma de mallas, y convenientemente dispuesto para pescar, cazar, cercar, sujetar, etc.

2. f. Ardid o engaño de que alguien se vale para atraer a otra persona.Representación Gráfica de una red Social


PÉRDIDA DE PENSAMIENTO PROPIO

El uso de Internet como diremos más adelante nos aporta (tanto si estamos buscando información con la capacidad de contrastar, como si perteneces a una red social y tienes contacto con otras culturas) la posibilidad de compartir opiniones y, por consiguiente, crear un pensamiento completo, sólido, apoyado por rígidos argumentos…Pero también Internet es cuna de muchas mentiras o, simplemente ideas, información u opiniones que pueden ser sometidas a análisis contrastados y que, normalmente, no hacemos. En los jóvenes este pérdida de espíritu crítico, que ya por naturaleza existe en los adolescentes que quiere formar parte de un grupo y no ser excluidos, y que se imponen la opinión de esa multitud, se ve potenciado por el factor Internet, quizás porque el hecho de que la figura de Internet se ha ido mitificando poco a poco llegando a un punto en el que todo lo que dice es válido.

PÉRDIDA DE CONTACTO REAL

Esta consecuencia, tan triste como real, del uso de Internet nos llama mucho la atención. De hecho, investigar más sobre este tema es lo que nos ha llevado a elegir este título como contenido de nuestro artículo. Aquí, la mención de redes sociales o chats es obligada. Son herramientas muy útiles para conocer gente, estar al día de ciertas cosas, hablar con aquellas personas que están lejos, compartir fotos o vídeos, charlar…pero no podemos basar completamente una relación en conversaciones entabladas en una red social. No podemos dejar que se pierda el diálogo real. No podemos dejar que esto ocurra. Nosotros, y esto realmente es un mensaje sentido, no solo para nuestros compañeros de clase sino para cualquier otro joven que lo lea, no podemos dejar que esto ocurra. Estamos hablando de la progresiva y masiva sustitución de una conversación real, por otra que no deja de ser artificial e indirecta. La pérdida de todas aquellas pequeñas cosas (y son muchas) que tiene una conversación real. El lenguaje corporal. El lenguaje no verbal. Risas, gestos, miradas, sonrisas y lágrimas si hacen falta, pero no podemos perder esas cosas que hacen de las conversaciones la cuna de las relaciones con los demás. No podemos conocer a alguien del todo, hasta que no hemos hablado con él más de una vez cara a cara. No podemos evitar tampoco situaciones por miedo. No podemos escondernos detrás de una pantalla. Bueno sí podemos, pero nos estaremos engañando a nosotros mismos. Un diálogo real es algo que, para bien o para mal, el ordenador jamás conseguirá recrear. Ahí está lo especial, o incluso lo bonito, de una conversación real, aunque, normalmente, pase desapercibido. Como consecuencia de esto nos podemos encontrar con desengaños, decepciones, relaciones débiles o irreales donde reina la desconfianza. En ocasiones si detrás de esto hay mala intención podemos encontrarnos con casos de chantajes en la red, acosos (el llamado grooming), pederastia, o incluso violaciones: Aún pesa la terrible noticia de una muchacha que fue violada, después de ser chantajeada vía Tuenti. Esta noticia, aunque extrema, no deja de ser ajena a nosotros y afecta, lo queramos o no, a nuestra realidad como jóvenes que somos.


Esta realidad se ve bien reflejada en este interesante artículo de hace ya unos meses de El País Semanal que. De lectura obligada para aquel que quiera saber algo más, el texto habla de este hecho y de las posibles causas y consecuencias. Y aquí hemos creído conveniente no solo mencionar sino citar directamente de un extracto de un artículo. Este último párrafo que cierra este artículo sobre las redes sociales reza así:

“No queda duda que las redes sociales virtuales, se mantienen como un medio virtual de comunicación social. Lo bajo de las llamadas personales evidencia que cada día más, nos alejamos del contacto personal por medios síncronos, prefiriendo la impersonalidad de los medios asíncronos, menos comprometidos. Así parece ser, la 2.0”

Aunque duro y tajante, este párrafo no deja de ser, en buena parte, una aplastante verdad.

VIOLACIÓN DE LA PRIVACIDAD

Cuando hacemos uso de Internet pero, sobre todo en las redes sociales, nos vemos expuestos irremediablemente a ciertos riesgos. Uno de ellos es la posible incursión en nuestros datos. Esto supone desde una clara violación de los derechos, hasta un ataque directo si hay chantaje. Poco podemos hacer nosotros salvo intentar evitar páginas webs susceptibles a ser atacadas.

ATAQUES INFORMÁTICOS

Este último punto de la violación de la privacidad nos lleva a la posibilidad de ser atacados por virus informáticos o troyanos. Tampoco podemos hacer mucho los jóvenes salvo tomar precauciones (antivirus) y no visitar páginas con gran probabilidad de albergar estos saboteadores.

El primer minuto del siguiente video colgado en YouTube extraído de un noticiario de Localia nos muestra alguno de los problemas que derivan de Internet.





También podemos ver las reacciones de algunos padres e incluso algunas de sus propuestas, pero de eso hablaremos en la conclusión.

Por último destacar los siguientes datos extraídos el ya citado estudio del Ministerio de Educación

· El 28% de los menores visita páginas para adultos.


· El 38% visita páginas violentas.


· El 30% ha facilitado alguna vez su número de teléfono.


· El 14,5% ha concertado alguna cita por Internet.


LOS JÓVENES EN LA RED: INTERNET Y SUS VENTAJAS.

Internet, a pesar de estos inconvenientes, presenta grandes ventajas para los jóvenes si se hace buen uso del mismo:

Contacto entre personas de diferentes culturas.

Las personas muchas veces necesitamos comunicarnos con personas, lejanas, de diferentes culturas, e incluso establecer nuevos contactos sociales. Internet nos ofrece infinidad de canales y oportunidades (e-mail, chats, blogs...). Internet aunque, como ya hemos dicho, conlleva algunos riesgos, nos permite comunicarnos instantáneamente con personas del otro lado del planeta, independientemente de sus culturas, sus tradiciones… Internet permite a los usuarios estar conectados con amigos, parientes alrededor del mundo, con un coste muy reducido en comparación con una llamada o el correo aéreo.

Formación de un sentimiento de pertenencia a un colectivo.

Internet es también capaz, como consecuencia directa de este contacto continuo, de crear en los jóvenes un sentimiento de grupo, de pertenencia a un colectivo que comparte contigo emociones, gustos, ideas, opiniones. Esto favorece mucho las relaciones entre nosotros mismos e incluso, a la larga, al desarrollo de una sociedad que se comprenda desde las diferencias.

Acceso rápido a todo tipo de información y la capacidad de contrastarlo.

Internet, hoy en día facilita el acceso a millones de documentos, de diarios, de artículos,… sobre un mismo tema. El usuario puede comparar y contrastar la información gracias a esta amplia base de datos. Cuando se hace una búsqueda sobre un tema, salen alrededor de 100000 resultados, expuestos en muchas páginas. El error que suelen cometer los internautas, los jóvenes entre ellos aunque no son los únicos, es el de coger la información de la primera página, no siendo está siempre la correcta ni la más completa.

Numerosas aplicaciones que sirven para: Desde jugar hasta trabajar pasando por establecer contacto.

Actualmente Internet ofrece infinitas aplicaciones con numerosas funciones, desde trabajar hasta jugar o comunicarse. Internet facilita juegos en vivo y en tiempo real, lo que permite jugar con docenas de personas de inmediato. También facilita aplicaciones como Wiki o blogs que pueden servir para crear un área de trabajo para una clase o para crear un sitio para establecer contacto entre los de un grupo de música. Pero no nos podemos olvidar también de redes sociales como Tuenti o Facebook que permiten comunicarnos.

CONCLUSIÓN:

Nosotros no pensamos, como sugiere el final del video que la solución sea un control exhaustivo paterno. Creemos que la base está en la confianza de los padres y los hijos. Confianza que viene de la mano de la educación que se ha recibido. Al final, tanto todo lo malo como todo lo bueno de una sociedad tiene como origen común la educación. Que sea una herramienta útil o sea peligrosa (porque puede llegar a serlo y mucho) depende de los padres, no con control sino con educación. De los padres y también de asignaturas como CCMC que, de verdad (no es por peloteo), deben ayudar a realizar una visión completa y crítica de muchas cosas de nuestra sociedad y, particularmente de Internet, e incluso a pararnos y hacer un examen de conciencia de si utilizamos o no bien el Internet.

El Internet una de estas herramientas creadas por el hombre. Red capaz de conectar a millones de personas para compartir información de todo tipo, pero también capaz de ser causante de grandes males. En nuestras manos está cómo queremos utilizarla.



Jaime Ruiz-Jarabo y Juan Bañares

2 comentarios:

VÍCTOR dijo...

Excelente la introducción, tanto por su contenido cmo por su mera existencia. Es muy adecuada en todo artículo que se precie.
Buen trabajo el del gráfico: además de recurrir a una fuente fiable de información la reorganizáis para vuestros intereses.
Cuidado lenguaje y corrección ortográfica.
La estética es importante por lo que el uso de distintas separaciones entre líneas a lo largo del texto lo afea.
Correcto uso de las fuentes y mención a las mismas.
"Cuando hacemos uso de Internet pero, sobre todo en las redes sociales, nos vemos expuestos irremediablemente a ciertos riesgos. Uno de ellos es la posible incursión en nuestros datos. Esto supone desde una clara violación de los derechos, hasta un ataque directo si hay chantaje. Poco podemos hacer nosotros salvo intentar evitar páginas webs susceptibles a ser atacadas." No estoy de todo de acuerdo con este párrafo, hay muchas medidas que podemos adoptar para evitar este problema. La cuestión es conocerlas.
Suscribo completamente la conclusión.
Reflexionado y personal artículo. Buen trabajo.

Daniel Benatar dijo...

Sinceramente es uno de los mejores artículos que he leído hasta ahora. La introducción es breve y concisa y nos muestra una excelente visión de todo el artículo. El contenido es muy apropiado y habéis contrastado toda la información y puesto los diferentes vínculos de una manera muy estética, no copiando y pegando al final del artículo. La información esta muy bien estructurada con imágenes, vínculos, desventajas, ventajas…
La única pega que puedo poner es el tamaño de la imagen de los ratones y la letra que no se ve muy bien y dificulta un poco la lectura.