22 de enero de 2012

Fraudes Cientificos Famosos



Fraudes Científicos Famosos

A lo largo de la historia se han ido cometiendo fraudes cientificos, algunos con mas importancia que otros. Pero al final, el tiempo pone a todo en sus sitio porque la ciencia es un estudio que se puede comprovar y renovar mediante las opiniones de todo aquel que esta interesado. Mientras que unos fraudes científicos se hicieron por accidente, la mayoría de ellos se los inventaron para obtener fama y dinero, esa es la única explicación que existe porque para que va a querer una persona engañar a el mundo entero si no es para su propio beneficio.

El primer fraude que se puede destacar es el del Gigante de Cardiff. Este Fraude ocurrió en el año 1869 cuando el señor George Hull ordeno que se tallase un hombre enorme de un bloque de yeso. Este supuesto hombre media unos tres meses y cuando lo “descubrieron” miles de personas acudieron a verlo con sus propios ojos. Pero el fraude no se acaba ahí, el artista y empresarial P.T. Barnum intento comprar el “gignate” como un capricho, pero se le rechazo. Entonces para vengarse encargo el otro “gigante” igual, y declaro que el “gigante” del señor Hull era falso y el suyo era el verdadero. Obviamente, en poco tiempo se descubrió que los dos eran falsos ya que tenian las marcas del cincel.

Por otro lado,  en 1979, se  supone que dos profesores de zoología alemanes descubrieron una nueva especia de mamíferos que realizaban todas sus funciones con la nariz, los cuales llamaron los Narigudos. Algunos tipos de estos animales muy especiales tenían una nariz enorme con la forma de un petalo de flor pero también muchos mas tipos. Los narigodos vivian en el Archipielago de Ayayai en el Oceano Pacifico, pero se habían muerto todos ademas de uno de los profesores de zoologia ,que estaba en ese momento en la isla, en una explosión nuclear. Al final, se descubrio que no existia el profesor que había muerto, y que el otro profesor se habia inventado esta historia para explicarle a sus alumnos la evolución.




Otra fraude científico importante que ocurrió fue la supuesta Tribu de Tasday. Se decía que los individuos de dicha tribu vivían en colonias pequeñas en las Filipinas y ademas que seguían viviendo en la edad de piedra. Se suponía que estos vivian en cuevas, vestian en hojas y recolectaban comida silvestre. Esta historia tuvo mucha propaganda y al instante se convirtió en un gran fenómeno, pero solo ciertas personas en ciertos momentos podian ir a ver este espectaculo. Cuando el presidente Elizalde perdio su presidencia unos reporteros pudieron entrar a ver a los Tasday. Pero lo que se encontraron era muy diferente a lo que se esperaban. Resulta que de verdad era un pueblo normal y que la gente vivía en casa, compraba comida comercializada y que vestian normal, lo que paso es que el presidente Elizalde les amenazo. Pero claro cuando esto salio a la luz Elizalde ya habia desaparecido con todos el dinero que recolecto para la dicha tribu primitiva de los Tasday.







Por ahora, los últimos tres fraudes han sido algo normales en comparación con en fraude de la Fantasia Lunar. A finales de 1835, el científico Herschel publico un articulo en el periodico diciendo que había creado un telescopio con el que se podia ver con mucha claridad la superficie de la Luna. Explicaba que la luna tenia vastos bosques, lagunas y playas. Ademas se podían reconocer a manadas de bisontes y de unicornios azules que residían en los bosques y que pastaban en las llanuras que también se encontraban en la luna. Pero eso no era todo, ademas sobre la luna existia una tribu primitiva de humanhoides peludos y con unas alas enormes, que tenian sus propias cabañas y conocían el fuego. Estos vivian en paz unos con otros adorando un templo con el tejado dorado, construido de zafiro y sujetado por columnas de 21 metros de altura. Pero obviamente luego se descubrió la falsedad de esta historia.



Otro fraude cientifico famoso que se puede destacar fue aquel realizado por Shinichi Fujimura. Shinichi Fujimura era un prestiioso arqueólogo japonés que tenía un don especial para encontrar hallazgos espectaculares.
Sus compañeros le apodaban “la mano de Dios” por su gran habilidad descubriendo fósiles en más de 180 yacimientos en los que había escabado de la Isla.
Éste gran arqueólogo contaba con una gran reconocimiento hasta que el 22 de Octubre del año 2.000, unos periodista captaron imágenes en las cuales se veía como enterraba unos fósiles que más tarde descubría. Fujimura no tuvo otra que confesar que había falsificado sus trabajos sobre 42 yacimientos.







El hombre de Piltdown fue un engaño bastante curioso, que se se basó en unos restos óseos (en concreto un cráneo parcial, un diente suelto y una mandíbula con dientes) descubiertos en Inglaterra en 1912, en Piltdown.
Un obrero los encontró y se los entregó al arqueólogo Charles Dawson, que los presentó, junto al paleontólogo Smith Woodward (del Museo Británico), en la Sociedad Geológica de Londres. Estos restos fueron aceptados por la comunidad científica sin mayores análisis, debido principalmente a que era perfecto e idéntico a la idea de aquella época sobre el eslabón perdido. El eslabón tenía que haber tenido un gran cerebro pero igualmente presentar rasgos simiescos, y posteriormente haber evolucionado a una apariencia humana.
No obstante, comenzaron a surgir dudas sobre la antigüedad y el origen de esos restos. Y un prestigioso dentista determinó que los dientes de ese esqueleto correspondían a un orangután, el diente suelto a un mono y el cráneo a un ser humano.
A partir de esto, los análisis del contenido en flúor de los huesos, demostraron que el enterramiento había sido intrusivo, así como que el color oscuro de los huesos se debía a un tratamiento químico, para uniformar las diferencias de color entre la mandíbula (que era más moderna) y el cráneo (más antiguo).
No se sabe quién cometió el fraude, algunos lo atribuyen a los descubridores originales, Sin embargo, un profesor (Douglas) dejó a su muerte una cinta magnética en la que señalaba que el autor de la falsificación fue el famoso profesor Sollas, que pretendía desprestigiar a su rival Woodward.



En 1970, la gran celebridad Wiliam Summerlin, fue reconocido por su gran trabajo en la transplantación de órganos. En uno de sus experimentos, transplanto piel de una persona blanca a una persona de color, sin exisir rechazo alguno.
En el año 1974, se repitió el proceso pero con ratones albinos. Para evitar el rechazo, cultivaba la piel en un plato de nutrientes varias semanas antes de proceder al transplante.
En el momento de analizar los resultados, observó que la piel de los ratones negros injertada en los albinos, se estaba blanqueano. Para esconder el rechazo, oscureció la piel de los ratones con un rotulador negro. Pese a su intento de encubrir el fraude, al final fue descubierto. 





Finalmente tenemos el fraude realizado por Johann Behringer. Desde 1726, este profesor de ciencias de la Universidad de Wurzburg (Alemania) recogió de debajo de la tierra decenas de restos con formas peculiares que en su opinión, eran piedras talladas por el propio Dios mientas experimentaba con los tipos de vida que pensaba crear.
Para su sorpresa, dos ayudantes suyos empezaron a encontrar nuevas muestras que confirmaban su teoría. Aparecieron piedras con soles y estrellas, peces con cara de ave... Todo esto supuso una gran conmoción a nivel internacional, y enseguida Behringer fue el foco de atención en el mundo de la ciencia.
Muchos geólogos tacharon de embaucador al profesor, pero éste afirmaba la validez de sus descubrimientos apoyado por la complicidad de sus ayudantes.
Varios años después se llevó a cabo una investigación en la que uno de los colaboradores del profesor confesó que aquellas peculiares pruebas del trabajo del profesor habían sido talladas por los dos asistentes.
El profesor Berigner, víctima de un cruel engaño, se dedicó el resto de sus días a comprar y quemar todos los ejemplares de sus fraudulentas obras.






Ademas de estos fraudes existirán muchísimos mas que no se hayan descubierto todavía pero esperemos que con el tiempo y el funcionamiento de la comunidad científica se vayan descubriendo los fraudes y se reemplacen por la verdad.


Aunque no son considerados como fraudes científicos, en nuestra opinión, los avances científicos que son descubiertos mediante un científico y "copiados o plagiados" por otros , deberían ser considerados como fraudes, ya se apropian del esfuerzo y trabajo de otro científico. 
Esto le ha sucedido a muchos científicos que hicieron grandes descubrimientos y por culpa de otros que les "plagiaron" o por colaboradores en la investigación, no pasaron sus nombres a la historia y sí los otros. 
Deberían ser considerados fraudes porque es lo mismo, aunque son reales, el trabajo no ha sido realizado por la supuesta persona que se dice que es, y debería considerarse como un gran delito.


Realizado por: Patricia Olivares y Maria Lopez Cavestany


Fuentes:
http://listas.20minutos.es/lista/fraudes-cientificos-304188/
http://en.wikipedia.org/wiki/Cardiff_Giant
http://www.buscounviaje.com/blog/ideas-viaje/monos-narigudos-en-bako-borneo-malasia/
http://en.wikipedia.org/wiki/William_Summerlin
http://www.abc.es/20110518/medios-redes/abci-piltdown-201105181146.html

2 comentarios:

Victor Acosta dijo...

Me hubiera resultado interesante conocer los motivos por los que en la ciencia surge el fraude e incluso algunos casos famosos sin embargo el listado de casos que habéis dado se puede leer en muchas webs.
No citais las fuentes de información y no hay trazas de vuestra opinión personal.

Victor Acosta dijo...

Os recomiendo poner los vínculos a lo largo de la tarea e insertados en el texto.
Evitad utilizar distintos tipos de letra.
Sigo pensando que el enfoque del artículo debería de haber sido otro tal y como os expresé en un anterior comentario.