29 de abril de 2012

OBSOLESCENCIA PROGRAMADA

OBSOLESCENCIA PROGRAMADA






¿Por qué, pese a los avances tecnológicos, los productos de consumo duran cada vez menos?
Los productos de consumo duran cada vez menos debido a la obsolescencia programada u obsolescencia planificada. Esto es, la determinación, la planificación o programación del fin de la vida útil de un producto o servicio de modo que tras un período de tiempo calculado de antemano, por el fabricante o por la empresa de servicios, durante la fase de diseño de dicho producto o servicio, éste se vuelva obsoleto, no funcional, inútil o inservible.

¿Cómo se obtienen este tipo de productos? La operación es simple. Basta con la inclusión de pequeñas piezas defectuosas en nuestros ordenadores, lavadoras o televisores, de manera que éstos no tardan demasiado en dar problemas. Así, además de ahorrar material, logran que nos veamos en la necesidad de reparar el daño, con la consiguiente sorpresa que nos llevamos al conocer el precio del arreglo.
Conclusión: acabamos comprando otro. Y eso es precisamente lo que se busca, que cada vez nos duren menos nuestros aparatos o utensilios para así tener que gastar más y más.

El potencial de la obsolescencia programada es considerable y cuantificable para beneficiar al fabricante, dado que en algún momento fallará el producto y obligará al consumidor a que adquiera otro satisfactor, ya sea del mismo productor (mediante adquisición de una parte para reemplazar y arreglar el viejo producto o por compra de un modelo más nuevo), o de un competidor, factor decisivo también previsto en el proceso de obsolescencia programada.

Para la industria, esta actitud estimula positivamente la demanda al alentar a los consumidores a comprar de modo artificialmente acelerado nuevos productos si desean seguir utilizándolos.
La obsolescencia programada se utiliza en gran diversidad de productos. Existe riesgo de reacción adversa de los consumidores al descubrir que el fabricante invirtió en diseño para que su producto se volviese obsoleto más rápidamente a fin de que los clientes recurran a la competencia y basen su elección en durabilidad y buena claidad del producto.

¿Qué ocurre cuando tiramos el aparato electrónico (lavavajillas, ordenador, móvil, ipod, lavadora, secadora, microondas...) que ya no utilizamos? Al desechar el producto averiado y comprar uno nuevo el problema se basa en la gran cantidad de residuos que se originan actualmente al realizarse este fenómeno una y otra vez, cada día, en todo el mundo.
En el mundo, actualmente nos encontramos con más de 7 000 000 000 de habitantes, y el número continúa creciendo: hay un aumento poblacional de 210 000 personas por día. La generación diaria promedio de basura es de 1 kg: alrededor del mundo, en tan sólo un día se generan 7 000 000 000 kg de desechos.
Una vasta cantidad de éstos no son biodegradables y el tiempo que transcurre hasta que se considere que ha ocurrido descomposición, al menos parcial, puede ser muy prolongado (de 100 a 1000 años). Además muchas veces los residuos son altamente contaminantes. Esto incide negativamente tanto en la integridad del entorno como en la salud de sus habitantes.
Los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos contienen materiales recuperables, que evitan la explotación de nuevos recursos naturales, y otros que pueden ser inficionantes, esto quiere decir que si no se les trata adecuadamente pueden resultar dañinos para el ambiente.

El objetivo de la obsolescencia programada como hemos podido ver, es el lucro económico inmediato. Por ello el cuidado y el respeto de aire, agua, ambiente,  pasan a un segundo plano de prioridades.
Cada producto que se vuelve obsoleto implica contaminación. Es un evidente problema del actual sistema de producción y económico: no se ajusta en absoluto a la armonía y al equilibrio de la naturaleza.

En la sociedad en la que vivimos, en la cual el consumo constituye una parte fundamental, no es de extrañar que muchas empresas pongan en marcha ciertas “estrategias” de dudosa validez ética y moral con el único fin de obtener beneficios económicos.
También me gustaría destacar la existencia de la obsolescencia de otro tipo: la que vuelve obsoleto a un bien de consumo porque ha dejado de estar de moda. Por ejemplo los colores, las formas y los materiales de la ropa, que denotan la temporada de su adquisición. Esta modalidad de obsolescencia se puede aplicar a cualquier bien.




Esta imagen representa las consecuencias de la obsolescencia programada. Es una foto de los vertederos de Ghana (África), en ella podemos ver como hay gente que se gana la vida sacando provecho de lo que nosotros desperdiciamos, a causa de que otros bajen la vida útil de los aparatos electrónicos para que sigamos consumiendo y comprando nuevos aparatos electrónicos.
En mi opinión, la obsolescencia programada si la vemos desde el punto de vista económico, es algo necesario para la subsistencia de muchas empresas y aunque no lo parezca para el consumidor.
Sin obsolescencia programada, habría menos demanda, y por tanto desaparecería la oferta. Esto supondría una bajada de la competencia y que cada vez quedaran menos competidores, pudiendo subir mucho más el precio de los productos. Pero por otro lado, podríamos mirar la obsolescencia programada como una tomadura de pelo o como una fuente incesante de contamianción. Actualmente, tendríamos que intentar reducir nuestras emisiones de C02 ya que nos encontramos en un planeta bastante contaminado, y de este modo no lo estamos logrando, pero por otro lado, desde el 2007, España sufre una gran crisis económica y la obsolescencia programada aporta mayores beneficios a las empresas y hace que aumente favorablemente la tasa de empleo puesto que al aumentar la producción de nuevos aparatos electrónicos poco duraderos o poco eficaces, las empresas se ven obligados a contratar más trabajadores.

Curiosidades y más información:

Documental de Radio Televisión Española: Comprar tirar comprar ( explicación a través de algunos ejemplos sobre la obsolescencia programada)
http://www.rtve.es/television/documentales/comprar-tirar-comprar/directo/

Video de Radio Televisión Española: fabricados para no durar
http://www.rtve.es/noticias/20110104/productos-consumo-duran-cada-vez-menos/392498.shtml

Video Youtube acerca de las baterias que se mueren a los 18 meses de ser estrenadas
http://www.youtube.com/watch?v=8i276WEPbho

Obsolescencia programada acerca de las bombillas
 http://oepelectrics.com/

Noticias explicativas sobre la obsolescencia programada:

- Periódico EL PAÍS
http://elpais.com/elpais/2012/04/27/opinion/1335548013_883098.html

-BBC UK
http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/04/120425_tecnologia_obsolescencia_programada_aa.shtml

- La Vanguardia
http://www.lavanguardia.com/lacontra/20120412/54283677770/benito-muros-todos-los-aparatos-electronicos-estan-programados-para-morir.html

-La información.com
http://noticias.lainformacion.com/ciencia-y-tecnologia/ciencias-general/como-usar-la-lucha-contra-la-obsolescencia-programada-para-vender-bombillas_LN0GA0xAEkgNNsriAhGzL7/


Bibliografía:
-Libro de Economía 1 Bachillerato, editorial Santillana.
- http://es.wikipedia.org/wiki/Obsolescencia_programada
-http://www.somospsico.com/index.php?option=com_content&view=article&id=88:ique-es-la-obsolescencia-programada&catid=20:psicologia-general&Itemid=21



Karen Amselem.






2 comentarios:

Victor Acosta dijo...

Cuando se copia de forma literal hasta un 50% de un texto no es cita sino plagio.
http://www.elecodelospasos.net/210-categorie-10175780.html

Hay una primera parte no original y se percibe el cambio en la parte de opinión donde el formato de escritura es distinto.
Hay que reducir ese porcentaje de copia y en base a la investigación hecha reescribir.
En lo relativo a las fuentes la tarea está muy bien documentada.
Faltaría añadir información visual es insertar los vínculos en el texto en lugar de en lista al final del artículo.
Te pongo el 10 con la condición de reescribir ciertas partes y mejorar la parte visual. Lo hablamos en clase.

Alejandro Armero dijo...

Muy interesante y muy bien redactado