6 de marzo de 2011

Internet sí, pero...

Lo que comenzó como un proyecto militar, hoy se ha convertido en una herramienta indispensable para la sociedad actual, hasta tal punto que ha creado una dependencia en nosotros. ¿A quien no le cunde el pánico con solo pensar en prescindir de Internet aunque solo sea una tarde y aún más en un día de trabajo? En la situación actual muchos países entrarían en un caos con consecuencias muy complejas. ¿Es sano estar tan expuestos a esta dependencia?

España tiene unos 11 millones de usuarios activos de Internet, año tras año cada vez más internautas incorporan este medio a su forma de vida.
Esto genera un cambio acelerado de la sociedad que esta cambiando los esquemas tradicionales de hacer las cosas en todos los campos de la sociedad: la educación, el comercio, la cultura e incluso la comunicación en la familia.



En primer lugar, Internet se incorporado de lleno en la educación. Muchos colegios ya disponen de
tecnologías TICS, que ayudan al alumno a comprender y analizar la información mediante videos, imágenes..etc. convirtiendo el aprendizaje en una actividad entretenida e interactiva y complementando los antiguos y rudimentarios métodos de enseñanza. Pero este lujo todavía no ha llegado a todos los centros, aún así tanto profesores como estudiantes aprovechan este medio dentro de sus posibilidades, ya que, es una fuente inagotable de información de fácil acceso con la que se amplían conocimientos, agilizando el proceso de aprendizaje.
Sin embargo esta herramienta también crea la necesidad de difundir una educación para el uso responsable de Internet, ya que, al mismo tiempo que nos ofrece una enorme cantidad de información también puede confundirnos. Al ser un medio interactivo, en el que todos aportamos nuestro granito de arena, debemos desarrollar criterios para aprender a seleccionar aquella información que venga de una fuente valida y le de sentido a nuestro trabajo sin vernos desbordados por un alud de datos intrascendentes.

En el campo económico Internet ha supuesto una revolución que al final nos lleva a plantearnos los problemas derivados de la
generalización de la economía. Esta revolución se aprecia fundamentalmente en el mundo del comercio y de las finanzas.
Hace unos años, cualquier transacción comercial requería una cantidad de tiempo y trabajo humano que hoy día prácticamente se ha reducido a milésimas de segundo y a un ahorro inmenso de capital humano. El proceso se agiliza al sustituir cartas, viajes, envíos, etc, por un simple click. Junto a esta parte positiva nos encontramos con que esto provoca un paro de difícil reinserción en el mercado laboral. Si la revolución en el comercio es de esta magnitud, se multiplica en el mundo de las finanzas, provocando un proceso de generalización, que, si bien es capaz de crear más riqueza a un mayor ritmo, también esta dejando fuera a una parte importantísima de habitantes y países, creando un avismo cada vez mayor entre “ricos” y “pobres”. Todo esto, hoy día, se está manifestando dolorosamente en la actual crisis en la que todos estamos sumidos.

En cuanto a las relaciones personales, Internet ha cambiado nuestro
modo de comunicarnos. Ahora podemos hablar con alguien desde cualquier punto del mundo de forma instantánea, ya sea por correo electrónico o redes sociales como Facebook, Blogs, Myspace, Tuenti, etc. Además la comunicación a través de Internet permite conocer amigos con quienes compartir preocupaciones o intereses pudiendo estar en permanente contacto con ellos.También facilita la organización de eventos, tanto sociales como académicos, además de recuperar viejos amigos perdidos. Pero tenemos que tener cuidado, puesto que esta comunicación no es directa y en muchos casos puede derivar en una comunicación más superficial y en una confusión de identidad.
Ser precavidos debería ser una condición indispensable para formar parte de una red social, ya que la información personal que colgamos, ya sea con fotos, videos, etc, está al escrutinio de todos, es decir, puede violar nuestra privacidad.


Respecto a la familia, Internet, ha roto los antiguos esquemas de comunicación facilitando la comunicación de familias que, por motivos laborales o personales, se encuentran separadas. Ahora mismo cualquier padre puede hacer los deberes con su hijo a kilómetros de distancia al igual puede mandar instrucciones o compartir emociones y sentimientos en tiempo real, facilitando de esta forma la comunicación en los nuevos modelos de familia (familias menos nucleares y más extensas con nuevas necesidades de apoyo).
Pero al igual que Internet ha mejorado esta comunicación también ha abierto una nueva brecha generacional en la mayor parte de las familias que en muchos casos es insalvable, ya que la comunicación mediante Internet deja al margen a los padres del control que antes existía sobre relaciones, amistades que los hijos tenían y por tanto, indefensos a los hijos de los peligros que acechan en las redes sociales (acceso pornografía, pederastia, bulling ...etc).

Finalmente en lo referente a la información general, periodística y cultural, es indudable, la
proximidad de culturas y fenómenos que antes tardaban años e incluso siglos en ser reconocidos mutuamente, hoy en día se transmiten a las personas interesadas en poquísimo tiempo. Este hecho absolutamente positivo y que, sin duda, ayuda al conocimiento y la comunicación de las distintas culturas, tiene como contrapartida, que el exceso de esta información puede acarrear una tribialización de las ricas culturas que pueblan nuestro mundo.

Internet no tiene vuelta atrás. No solo ha generado nuevos códigos de comunicación y de lenguaje (ciber,chat,nube...etc.), sino también nuevos códigos de conducta que habrá que regular para evitar fenómenos indeseables. Debemos de regirnos por nuevos códigos éticos marcados precisamente por la incorporación de Internet a nuestras vidas.



Mariana Dominguez y Nuria López

8 comentarios:

Paula Temboury dijo...

Interesantísimo artículo. Tenéis razón en que Internet ha evolucionado a lo largo del tiempo y quizás de una manera que no se esperaba. Pero como bien habéis dicho "ya no hay vuelta atrás". Esto puede ser una desventaja en algunos casos (como por ejeplo, cada vez hay menos privacidad), pero sobretodo hay que verlo como algo que es una gran ventaja para el avance del conocimiento humano. Buen trabajo.

ANTENA 3 dijo...

Muchas gracias por comentarnos Paula, y estoy de acuerdo con tu positividad respecto al tema, ya que no hay vuelta atrás, habrá que ser positivos y esforzarnos en mejorarlo cada vez más.

Mariana Domínguez

javier miro dijo...

Yo también estoy de acuerdo con este artículo, ha sdo uno de los que he elegido probablemente porque a mi también me estan pasando algunas cosas(tanto buenas como malas) de las que estaban reflejadas en vuestro artículo.
En mi opinión puede que ahora mismo el uso del ordenador este siendo un poco excesivo, mucha gente ha cambado el culto de hacer planes llamandose por teléfono a hacerlo simplemente chateando por una red social(en este caso es bueno porque se ahorra as dinero) pero si lo vemos desde otro punto de vista, es lo uqe decíais vosotras en el artículo las relaciones entre nuestros padres y nosotros disminuyen por todo este tiempo que empleamos haciendo planes delante dle ordenador y sin hacer caso a los padres.
En general me ha parecido bastante interesante el artículo.

Elena Pascual dijo...

En primer lugar felicitaros por el articulo chicas, es un buen trabajo.
Me parece que el tema que habeis escogido para el articulo es de lo mas interesante sobretodo ahora que está tan presente en nuetras vidas. Coincido con vosotras en que nuestra sociedad y la forma en la que vivimos esta evolucionando a pasos de gigante gracias a internet.
Me parece que habeis sintetizado muy bien la información, pero quizá como recomendación os diria que es bueno aportar vuestra opinión acerca, que seguro que la teneis.
Pero a parte de eso la redacción está impecable y muy bien el uso de links.
¡Bien hecho!

Nuria López dijo...

Muchas gracias chicos por comentar. Es cierto que las relaciones con nuestros padres han cambiado por consecuencia del nuevo estilo de vida que tenemos. No hay que olvidar Javier, que los cambios no son siempre malos y que no solo ha cambiado nuestra relación con los padres sino que también se produce en sentido contrario, puesto que ellos también están sufriendo la evolución tecnológica. Por ello hay que amoldarnos a esta nueva situación.

Andrea dijo...

Debo de felicitaros por el gran trabajo que habéis hecho. Me ha parecido un muy buen artículo, bien estructurado, bien redactado y sobre todo, muy bien sintetizada la información. Creo que habéis explicado con éxito la situación y las consecuencias de los distintos aspectos que internet tiene hoy en día en nuestras vidas.
Los links y las imágenes elegidas son apropiadas, y demuestran que os habéis documentado bien acerca del tema.
Al contrario que Elena, creo que habéis sabido incluir vuestra opinión, desarrollándola a lo largo del artículo.
Buen trabajo.

VÍCTOR dijo...

Me uno a la avalancha de comentarios positivos. Estoy impresionado con vuestra capacidad para transmitir ideas y a pesar de saltar por varios temas relacionados con Internet, conseguir que todos cuadren correctamete en el hilo argumental.
Otro punto a favor es el de la fiabilidad de las fuentes: BBC, AUI...
Ojalá todo el mundo, ya no solo jóvenes, tuviera criterios de actitud tan claros frente a las nuevas tecnologías.
No os lo vais a creer, yo que tengo blogs, wikis etc y que estoy metido hasta el cuello en esto de las TIC en la educación, estoy sufriendo una crisis con este tema. Lo cierto es que estoy en un periodo de reflexión sobre hacia donde dirigirme. Creo que todo en exceso es por definición malo. Pero esto sería tema de conversación con un café y no en un comentario en el blog.
Felicidades en definitiva.

Daniel dijo...

Enhorabuena por el artículo, muestra como lo utilizamos y como ha ido y va evolucionando este sistema. Destacaría lo fácil que es leerlo, ya que no tiene ninguna clase de errores sintácticos, ortográficos ni falta de organización, lo que ayuda a su comprensión.
También decir que habeis mostrado diferentes aspectos y no solo positivos vendiendo la moto, habeís dicho que no habrá marcha atrás y además, que nos estamos volviendo dependientes de internet, lo que es en mi opinión completamente cierto.
Lo que mejorría sería el añadir una bibliografía y una opinión personal clara.