12 de junio de 2012

EL MUNDO CONTRA EL AVANCE DE LA HUELLA ECOLÓGICA.


Para intentar responder a esta "alarmante" pregunta, nos vamos a centrar en los datos de la sociedad española, recopilados por el Medio Rural y Marino (MARM). Según esta entidad, la huella ecológica estimada por habitante en el año 2005, último año en el que el MARM cálculo esta cifra, nos muestra que cada español necesita 6,4 hectáreas globales de territorio productivo al año para satisfacer sus necesidades.
El factor más influyente de la huella ecológica de los españoles, corresponde a la huella energética, con una cuota equivalente al 68%, la cual se encuentra muy por encima del 50% que España estableció a nivel mundial.                                                                                            
Cabe destacar que el principal componente de la huella energética es la producción de bienes de consumo con un 47,5%, mientras que en segundo lugar se encuentra el sector de transporte y movilidad con un 23,4% y, finalmente, estaría  la vivienda con un 11,2%.
Según estos datos, podemos decir que, actualmente,la huella ecológica de un español "ocupa" 4 hectáreas, es decir, unas 175 millones de hectáreas totales. Con esto nos damos cuenta de la gravedad de la situación en España, en la que la población necesita 2 veces más de territorio para llevar a cabo el consumo de su vida cotidiana. Con esto nos damos cuenta de que el déficit ecológico de España está por encima del de la Unión Europea (UE) y que demuestra que España, aunque no nos lo creamos, se encuentra en una situación muy desfavorecida. 
Lo que esto último implica es, que si se lograra evitar la huella energética, España evitaría el déficit que se sufre en la actualidad.

Quizás la solución a este problema se encuentre en lo que denominamos "los buenos hábitos ecológicos", aquellos hábitos que intentan reducir el consumo energético y la generación de residuos. Estos hábitos se deben de poner en práctica a nivel individual, es decir, que cada uno aplique los hábitos necesarios en vida cotidiana, para intentar mejorar, aunque sea lo más mínimo, el problema al que nos enfrentamos. 
Una vez que se empiezan a aplicar esta serie de hábitos, una cosa que queremos saber es  cuánto se puede reducir nuestra huella ecológica aplicando esta serie de "mejoras", entre las que destacan el reciclaje, el buen uso del agua y el uso del transporte público, entre otros muchos. Pues bien, aplicando esta serie de hábitos a nivel individual, según estudios, se puede llegar a reducir la huella ecológica de cada uno hasta un 9%.
Si nos atenemos a este porcentaje en lo que corresponde a la energía eléctrica en la vivienda y a ello le añadimos el ahorro energético que supone sustituir los vehículos particulares por el uso del transporte público, el cual consume tres veces menos; obtenemos que se puede lograr una reducción de aproximadamente 0,38 hag.
Esto representaría la reducción en un 39% de nuestras emisiones y de la huella energética de cada persona en el hogar, pero, a pesar de todo, el neutralizar la huella ecológica global queda muy lejos, ya que con estas acciones solo se reduce de 6,4 hag a 6 hag.
Por ello, parece que habrá que hacer algo más que aplicar una serie de nuevos hábitos a nuestra vida. Queda un camino largo, muy largo, hasta llegar a esa neutralización de la huella ecológica, pero con esfuerzo, es algo que podemos llegar a conseguir.


5 comentarios:

americo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
americo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
americo dijo...

Se nota el tiempo dedicado a la elaboración de este articulo porque cubres todos los temas. El problema de la huella ecológica es muy importante porque según nos informa tu articulo, los ciudadanos españoles debemos reducir drasticamente nuestro consumo ya que estamos por encima del consumo mundial. El uso de imágenes y vídeos es correcto, Buen trabajo.

Nerea dijo...

Estoy de acuerdo con lo que mi compañero Americo comenta sobre este artículo. Me ha parecido muy interesante, porque aunque no mucha gente este concienciada, es un grave problema. Mi compañero javier expone que no es suficiente intentar ir reduciendo nuestra contaminación a forma individual sino que debemos hacer más. En mi opinión lo que se debería hacer es concienciar más a la población, ya que los resultados obtenidos sobre la rducción solo será de un mínimo porcentaje de la población, que son lo que estan ayudando a que esto sea posible. Y por otra parte por mucho que nosotros queramos hacer algo más, no solo a nivel individual, no vamos a poder, no tenemos la suficiente fuerza para hacer esto posible. Por lo cual, los que deberían hacerlo son gente "importante", y pueda llegar repercutir de una manera positiva a la población.

Alejandro Armero dijo...

Realmente se nota que has empleado bastante tiempo en este artículo, lo que hace que sea un buen artículo. Nos haces darnos cuenta de lo importante que es cuidar el planeta.