9 de enero de 2010

la orbita terrestre, un basurero más.

Las películas de Hollywood y las antiguas imágenes de la Tierra tomadas desde el espacio han puesto en nuestras mentes la idea de ésta como un planeta rodeado por la nada y que carece de objetos orbitales salvo por nuestro pequeño satélite (Luna) y algún que otro satélite de comunicaciones que vaga solo por su órbita.




















Bien, esta idea no es falsa del todo, de hecho, la tierra en algun momento tendría este aspecto, pero eso fue antes del lanzamiento de satélites y cohetes al espacio. Actualmente y por desgracia la apariencia de nuestro planeta desde el espacio es muy distinto.




















Hoy por hoy los objetos espaciales rondan los 168.420 de los cuales solo un 5% estan siendo utilizados. Los otros 160.000 son considerados basura espacial y de estos 160.000 objetos 150.000 estan sin localizar y las autoridades no tienen noticia de su paradero debido a su pequeño tamaño.



¿Que es la basura espacial?

Se denomina basura espacial a todos los objetos inservibles que pese a no ser utilizados siguen orbitando alrededor de la tierra. La mayoría provienen de restos de satelites y cohetes o satélites en desuso. Su tamaño varía mucho, ya que va desde partículas microscópicas de pintura hasta trozos de 25 toneladas.



Consecuencias:
Las consecuencias del desmesurado numero de objetos inservibles en el espacio son especialmente 4:

La primera consecuencia la causan los objetos de mediano tamaño, de entre 5 y 10 centimetros, ya que como dice la ley de la gravitación universal con su pequeño tamaño alcanzan una mayor velocidad. Estos pequeños objetos pueden llegar a alcanzar velocidades de hasta 30 veces la velocidad de un avión y pueden causar la destrucción de cualquier nave contra la que choque por muy grande que sea.

La segunda es el problema economico ya que al estar las nuevas tecnologías en expansión se envian cada vez más satélites al espacio y para ponerlos en órbita se necesita cada vez más precisión y más calculos, por lo que hay que invertir más dinero.

La tercera esta vinculada al espacio en las orbitas terrestres ya que cada vez hay menos sitio y llegará un momento en el que no quede espacio para nuevos satélites o será imposible llegar hasta una órbita donde no colisione contra nada.

Por ultimo hay que tener en cuenta la posibilidad de que la basura espacial no controlada (porque aunque existan instituciones encargadas de localizar en todo momento a la basura espacial hay muchas piezas que no estan localizadas) choque en algun momento contra la tierra.

para más información sobre la ultima consecuencia y la explicación de casos en los que ya ha pasado vease en este video:



Soluciones:

Aunque por el momento no han dado mucho resultado se estan planteando tres posibles soluciones:

la vela, la sonda espacial y el cable (tal y como vienen esplicadas en esta presentación de mundo en el apartado de soluciones).

La vela:
Consiste en situar una vela en el interior de la nave para que al dejar esta de funcionar se despliegue la vela y con ayuda de los vientos solares salga de su órbita alejandose de la Tierra.

La sonda espacial:
Consiste en lanzar una sonda contra el satélite la cual lo impulsara en una dirección ya predeterminada, fuera del alcance del campo gravitatorio terrestre.

El cable:
Consiste en atar al satelite con un cable y arrastrarlo hasta llegar a la atmosfera terrestre, donde dependiendo de su tamaño o cae a la Tierra o se incendia. (este metodo esta tadavia en estudio y aunque es la mejor opción tadavía no se ha llegado a ninguna conclusión).

Conclusión:
La basura espacial hoy en día es un gran problema. Podríamos decir que no es el más urgente ya que la Tierra tiene otros asuntos que atender de por si más importantes que hoy por hoy necesitan más de nuestra atención como por ejemplo el agua y el cambio climatico, pero es un problema vigente al que se estan dando posibles soluciones y en el que la NASA, la ESA , la CNES y otros organismos estan trabajando.

Alicia Gómez

1 comentario:

VÍCTOR dijo...

Francamente interesante y bien documentado artículo.
Solo hecho en falta las fuentes de información en las que te has basado que podría ir vinculadas a lo largo del texto para que el que esté interesado se informe más en profundidad.
Los vídeos son muy curiososo y te dan una idea muy clara del problema.