8 de junio de 2011

Huella ecológica


"La huella ecológica es la superficie correspondiente de tierra de cultivo y de ecosistemas acuáticos necesarios para producir los recursos utilizados y para asimilar los residuos producidos por una población determinada con un nivel específico de vida material, independientemente del lugar donde se encuentre".

William E. Rees, economista medioambiental, Profesor de la Universidad de la Columbia Británica de Vancouver, Canadá.

La huella ecológica es una expresión que oímos todos los días. Cuando vamos a hacer la compra o al reservar un billete de avión aparece este indicador casi como una amenaza. ¿Sabemos lo que significa realmente? Es importante aclarar el concepto y tomar conciencia de la realidad ambiental en la que vivimos. Reducir la huella ecológica es algo muy importante y todos estamos de algún modo implicados.

¿Qué es?

La huella ecológica es un índice medioambiental del impacto provocado por una comunidad, ciudad, región o país sobre su entorno. En otras palabras, nos permite medir el impacto de nuestro consumo y estilo de vida sobre el planeta. De este modo, se puede estimar cuántos planetas iguales al nuestro se requerirían si todos tuvieramos la misma huella ecológica.
Se mide en hectáreas globales per cápita.
La huella ecológica fue creada por dos organizaciones norteamericanas: Redefining Progress y EarthDay Network.

¿Cómo se calcula?

En primer lugar hay que decidir qué comunidad, país o región queremos estudiar y elegir un periodo de tiempo. Después se busca para dicho año cuánto consume esa población para cubrir sus necesidades alimentarias, energéticas, de materias primas y de suelo. Se trata de conocer cuántos campos de cultivo se han necesitado para producir alimentos y materias primas; cuánto terreno de pastos les provee de huevos, carne o leche; la superficie forestal necesaria para obtener la madera; el espacio marino necesario para los productos pesqueros; el territorio construido ocupado por ciudades, viviendas, carreteras e industrias, y finalmente la energía que se necesita, que se traduce en la superficie forestal necesaria para absorber el CO2 desprendido de la quema de los combustibles fósiles. Dentro de este cálculo, el 12% del territorio se reserva para la conservación de la biodiversidad.

Sumando todas las superficies y dividiéndola entre los habitantes del área estudiada
obtenemos la huella ecológica per cápita. Una vez conocido este dato, tendríamos que ver si la comunidad es sostenible o no. Para ello hay que conocer el terreno productivo del que dispone. Si su ritmo de consumo produce una huella mayor que el territorio disponible, entonces tenemos “déficit ecológico”, es decir, que se consume más tierra de la que se dispone. Esto significaría que el consumo de la comunidad estaría basado en el uso de tierras productivas de otros lugares o que se están trasladando la contaminación a otras áreas del planeta. Pero si ocurre lo contrario, es decir, que la huella ecológica sea inferior a la biocapacidad del territorio, se produce un superávit, que indica que la comunidad es autosuficiente y que su territorio dispone de excedente ecológico.

Cuando los expertos han hecho los cálculos han comprobado que cada persona
excede en aproximadamente un 30% la superficie productiva que le corresponde, siendo
la media de la huella ecológica de 2,85 ha/persona. Sin embargo, en la media hay grandes diferencias entre unos países y otros. Si un país puede sobrepasar su biocapacidad, quiere decir que otro país tiene una media menor a la que le corresponde.
Por ejemplo, mientras que la huella de un ciudadano de Bangladesh es 0,5 ha, la de un estadounidense es 9,6 ha. Esto significa que si todos los habitantes de la Tierra consumiéramos como un norteamericano, necesitaríamos al menos tres planetas como la Tierra. Otro ejemplo es el caso de México. Si todos consumiéramos como un mexicano, requeriríamos 1,36 planetas.

Huella ecológica mundial:
La humanidad ha duplicado en los últimos 40 años su huella ecológica global, según el informe "Planeta Vivo" de WWF.
Si se consume más de la cantidad disponible, se genera un "déficit ecológico" y, por tanto, una huella mayor. En este caso, el consumo se basa en la utilización de los recursos de otros territorios. Según el estudio de WWF, la población mundial utilizó de media en 2007 el equivalente a 1,5 planetas para sostener sus actividades.
En el mundo existen solamente 2.1 hectáreas de espacio biológicamente productivo disponible para cada persona en la Tierra, pero la Huella Ecológica promedio mundial es de 2.9 hectáreas por persona; esto significa que la humanidad está sobrepasando la capacidad ecológica de la biosfera en casi un 35%. Es decir, tomamos más de lo que la naturaleza nos puede dar.

La biosfera necesita aproximadamente 16 meses para renovar lo que la humanidad consume en un año, lo que trae como consecuencia que el capital natural de la Tierra se esté agotando.

Las poblaciones industrializadas consumen más recursos que aquellas poco o no industrializadas.
De hecho las naciones ricas consumen recursos que están más allá del control de su zona
geográfica. Las huellas ecológicas de ciudades de altos ingresos son generalmente 2 a 3 veces más grandes que las áreas geográficas que ocupan físicamente. Estos eventos provocan grandes problemas a nivel biológico y social. Por un lado para sostener un estilo de vida se degrada el planeta y la biodiversidad que lo sustenta, por el otro lado se priva de los recursos que le pertenecen a otras naciones pobres incapaces de utilizar los mismos, sumiendo a estas en un nivel mayor de pobreza.

Aquí exponemos ejemplos de gran interés:
-Londres tiene una huella ecológica 125 veces más grande que su propia superficie de terreno y equivale a todas las tierras productivas de Gran Bretaña.
- Los Países Bajos tienen una huella ecológica de cinco a siete veces más extensa que todas sus tierras productivas.
- Todos los países industrializados tienen un déficit de huella ecológica, según concluía un estudio llevado a cabo en Inglaterra en 1993.
- Un africano, al igual que un asiático, solamente utiliza 1,4 hectáreas.
- La media mundial es de 2,3 hectáreas por persona, es decir, un 20% más de la capacidad biológica. La huella ecológica ha registrado un considerable aumento en los últimos 40 años.

- Al ritmo de crecimiento actual, en 2050 harán falta dos planetas para asegurar la supervivencia de todos los humanos.

En el ranking de los países con más huella ecológica, encabezan la lista Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Dinamarca, Bélgica y EE.UU.
Huella ecológica en España:
- La huella ecológica del español medio se situó, en el año 2005, en unas 6,4 hectáreas globales de territorio productivo anuales, lo cual quiere decir que, como media, un español necesita unas 6,4 hectáreas de territorio productivo al año para satisfacer sus consumos y absorber sus residuos.

- El indicador aumenta el 19 % desde 1995 a 2005, lo que se traduce en un aumento desde las 5,4 hectáreas en 1995 hasta las 6,4 en 2005. El ritmo medio de crecimiento de la huella en esos diez años estuvo en alrededor de 0,1 hectáreas al año, es decir, 2,7 metros cuadrados diarios por persona, equivalente a un incremento diario en el conjunto del país aproximado de huella de 12.000 campos de fútbol.

-Se necesitan más de tres superficies como la de España para satisfacer las demandas de recursos naturales de sus ciudadanos.

-España se sitúa en el puesto 19 del mundo y en el 12 de Europa en cuanto a mayor huella ecológica por persona. Con respecto al anterior informe, de 2008, España ha rebajado su presión al entorno, ya que se situaba en el puesto 12 mundial.

Aquí dejamos un link en el que puedes calcular tu propia huella ecológica.


Conclusión:
Antes de realizar este trabajo, desconocíamos por completo el concepto de huella ecológica. Pero tras hacerlo, nos hemos concienciado y pensamos que hay que hacer algo de inmediato, de hecho, tal y como dice el informe de WWF, si se continúa con la misma gestión de los recursos, la humanidad necesitará dos planetas en 2030 y casi tres en 2050.
En nuestra opinión creemos que para disminuir la huella ecológica, se podría aumentar las energías renovables y bajar el consumo de carne o de productos lácteos.
Este indicador deja en evidencia que el modo de vida de los países desarrollados no puede continuar de la misma forma y mucho menos extenderse al resto del planeta.

Por último, dejamos un vídeo sobre la huella ecológica de gran interés:


Bibliografía:

http://www.ladyverd.com/articulo/812/que_es_la_huella_ecologica.htm
http://www.unizar.es/jornadasiozaragoza/archivos/pdf/Ponencia_Arto_Inaki_2.pdf
http://www.asturias.es/portal/site/medioambiente/menuitem.1340904a2df84e62fe47421ca6108a0c/?vgnextoid=76cb7d374b76b210VgnVCM10000097030a0aRCRD&vgnextchannel=f650d77bacc1c110VgnVCM1000006a01a8c0RCRD&i18n.http.lang=es
https://www.facua.org/es/guia.php?Id=105&capitulo=886
http://e-ciencia.com/blog/divulgacion/huella-ecologica-en-espana/
http://www.ideaa.es/wp/archives/741
http://www.consumer.es/web/es/medio_ambiente/urbano/2010/10/18/196534.php
http://www.ecologiaverde.com/la-huella-ecologica-de-espana/
http://www.eco2site.com/Informe-274-Huella-ecologica-en-Espana
http://www.ecologistasalcalah.org/docs/curso/Huella_Ecologica_y_biocapacidad_de_Espa%C3%B1a.pdf
http://www.autosuficiencia.com.ar/shop/detallenot.asp?notid=731
http://www.madrimasd.org/blogs/energiasalternativas/2008/04/08/88557
http://www.bbc.co.uk/mundo/ciencia_tecnologia/2009/10/091009_1130_sourcemap_lp.shtml

Hecho por: Mena Nidam y David Benarroch

3 comentarios:

jorge dijo...

Este articulo me parecio bastante revelador aunque faltarian propuestas concretas para reducir la huellas ecologicas de cada persona pero esto es lo de siempre desde un punto de vista diferente reducir reciclar,etc
Pero esto son solo simbolos, pues lo unico que puede cambiar de manera efectiva las huellas ecologicas son los gobiernos, deberian tener un control de consumo y despilfarro, sobretodo de las empresas, aprate nostoros podemos usar menos recursos como agua gasolina, etc que ademas es lo mismo que frenar el cambio climatico, el truco es gastar lo minimo.
Pero el articulo me sigue pareciendo bien aunque las conclusiones no creo que sean muy completas.

carmen dijo...

Mena,
me ha gustado mucho tu artículo.No tenía mucho conocimiento sobre el tema y as puesto mucha información al respecto abarcando muchos puntos diferentes,estructurandola bien con titulos y apoyandote de imágenes, gráficos y links lo que hace más interesante y facíl la comprensión.Está bien argumentado y explicado.Aunque la información es muy extensa no se hace para nada pesado de leer.Se nota que has trabajado sobre el tema.:)

VÍCTOR dijo...

Cuidado con las copias literales:
http://www.ladyverd.com/articulo/812/que_es_la_huella_ecologica.htm
(15%)