10 de mayo de 2012

¡Fraudes científicos!

Fraudes y mitos científicos... ¿Por qué? ¿Fama? ¿Dinero? Y lo más importante... ¿QUIÉN? En mucho casos nadie lo sabe y nadie lo sabrá nunca. Sólo nos queda el consuelo de pensar que ya no hay mentira porque ya se han desmentido. En este artículo vamos a hablar sobre uno de los mitos más famosos y más polémicos de los últimos años: las pulseras Power Balance.

“¡Power Balance! Las pulseras que aumentan tu resistencia, fuerza y flexibilidad gracias a sus radiaciones iónicas que elimina las frecuencias nocivas a través de su holograma.” decía su publicidad.
Tras salir al mercado estas pulseras causaron furor, tanto entre los consumidores como entre los medios, en los cuales podíamos encontrar declaraciones como la siguiente, por Jose Manuel Manzares, representante de Power Balance en España, en las que ponían en producto por los cielos: “Power Balance ha conseguido almacenar un determinado tipo de información que es capaz, de alguna manera, de interactuar con nuestro propio campo magnético y aísla a las células de un montón de interferencias electromagnéticas en las cuales vivimos habitualmente".
En Estados Unidos se cobraba a 30 dólares la unidad y en Méjico el precio era de unos 600 pesos. En España podíamos encontrarlas desde unos 32€ hasta los 45€ que ya habían sido vendidas a alrededor de 300.000 españoles en mayo de 2010. Fueron tomando distintas formas; comenzaron a venderse relojes, tarjetas e incluso pegatinas que decían tener las mismas propiedades que las pulseras si, en el caso de éstas últimas, nos las pegábamos a la suela del zapato.
Las pulseras comenzaron a aparecer en las muñecas de deportistas de élite, ‘fashion victims’ y demás famosos, los que las daba aún más prestigio y las hacía más apetecibles a ojos de los demás. No eras ‘cool’ si no tenías una Power Balance.
Pero como en todas las cosas hizo presencia la visión escéptica de la situación. En este caso, fueron sobre todo revistas y empresas científicas las que comenzaron a preguntarse por la dudosa efectividad de estas pulseras. Entre otros está Antonio Hernando, Director del Instituto de Magnetismo de la Universidad Complutense y Premio Nacional de Investigación, quien se oponía a las pulseras alegando que un instrumento de dichas características nunca se vendería a 30€.
Tras investigaciones científicas se ha demostrado que las Power Balance carecen de las propiedades pseudomilagrosas que se les otorgaban. Este fraude fue desmentido, entre otros, por el Ministerio de Sanidad y la OCU. En este link podréis encontrar una clara explicación (aunque no científica) de la ineficiencia de las pulseras. 

El vídeo es parte de un informativo de Méjico en el que un escéptico habla de las pulseras y del fraude en sí, así como de sus consecuencias.



¿Las consecuencias? Para los que las que compramos la pérdida de unos 35€ y, quizás, una gran decepción. No es nada comparándolo con las que sufrirá la empresa. Tras conseguir que la misma compañía admitiese la carencia de pruebas científicas para demostrar la efectividad de su producto tras las múltiples multas que se les han impuesto, como la española de 15000€ o la italiana de unos 350000€.
En este caso, es fácil predecir la razón por la cual se llevó a cabo este fraude: dinero. La empresa Power Balance vendía un producto que no tenía ninguna propiedad más allá del efecto placebo sobre sus consumidores. Sí es cierto que debido al placebo la pulsera llegue a tener efecto sobre nosotros, pero no será a largo plazo ni proporcionándonos las mejoras de las que hablaban.
Tras descubrir este fraude, y como dice Jesús Soria, experto en consumo, “¿Todo el mundo ha guardado el ticket?”







Escrito por Macarena Gregorio y Andrea Ruiz-Capillas

12 comentarios:

Marta Just dijo...

Vuestros textos de este artículo, me parecen muy interesantes la verdad. Hay muchísimos fraudes científicos y deberíamos pararlos.
Pero tengo una pega, ¿no se parece mucho a la voluntaria de fraudes científicos? Bueno supongo que será o casualidad o que os habéis inspirado en ellos para hacerlo.

Marta Just Portellano

Irene Gutierrez dijo...

El contenido del artículo está muy bien, lo único que no me convence es la presentación. Hay demasiados colores y hacéis a veces cambios de tipografía sin sentido. Por lo demás creo que cada fraude se ha tratado de una forma amena y un poco invitando a la controversia. Creo que es muy importante mostrarnos escépticos, incluso hacía los científicos. Todo somos humanos y cometemos errores y no por ser investigadores van a estar exentos de tales cualidades humanas.

Mr. Maroñas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mr. Maroñas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Karen Amselem dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Karen Amselem dijo...

El artículo me parece que está bastante bien porque habéis explicado los fraudes científicos a través de bastantes ejemplos y en ese aspecto me ha quedado todo muy claro. Por otro lado, pienso que al principio hacéis dos o tres preguntas que no contestais en ningun momento y tal y como dice Lucas Maroñas, no veo vuestra opinión, vuestro punto de vista.¿ Qué pensais realmente al respecto? he podido observar que está claro que no estáis de acuerdo con los fraudes científicos pero me gustaría saber por qué, en qué os basais a parte de esos ejemplos, cuáles son vuestras razones. Por último deciros que también me hubiera gustado ver soluciones que podríais proponer al respecto, ya que habéis escogido un tema bastante interesante pero personalmente no creo que le hayáis sacado mucho provecho .

Mr. Maroñas dijo...

Me parece un pésimo artículo ya que solo os habeis dedicado a poner dos preguntas retóricas y lo demás artículos copiados. No estría mal un análisis personal del tema, y que tuviera una extensión decente.
Por cierto, ¿Dónde está el comentario?. Aun con todo esto, decir que la forma es muy buena, una introducción muy atractiva para el lector, y lo de usar colores distintos, muy útil.
Espero haberos ayudado

Mr. Maroñas dijo...

Por cierto, para que se entienda todo, mis comentarios suprimidos, simplemente es porque les añadí cosas. Así se entiende el comentario de Karen

Paula Villena dijo...

En mi opinión la introducción invita mucho a leer el artículo pero posteriormente sería buena idea hablar un poco sobre fraudes cientificos en general de sus causas y consecuencias antes de entrar con los diferentes casos, los cuales, están bien redactados y me parece destacable que la condensación de la información esta muy bien, ya que en poco texto explica todo lo necesario acerca de cada fraude. Se echa en falta una buena opinión acerca del tema para finalizar correctamente el artículo y quizás algún video o enlace que amplie la información.

Paula Villena dijo...

En mi opinión la introducción invita mucho a leer el artículo pero posteriormente sería buena idea hablar un poco sobre fraudes cientificos en general de sus causas y consecuencias antes de entrar con los diferentes casos, los cuales, están bien redactados y me parece destacable que la condensación de la información esta muy bien, ya que en poco texto explica todo lo necesario acerca de cada fraude. Se echa en falta una buena opinión acerca del tema para finalizar correctamente el artículo y quizás algún video o enlace que amplie la información.

María SBS dijo...

Estoy de acuerdo con Irene, el artículo es interesante, pero el formato no es el deseable. Además, en mi opinión hay demasiadas exclamaciones. Además, he de decir que no todos los casos, aunque si la mayoría, son de fraudes científicos. Otros son simplemente empresarios que dotan a sus productos de cualidades artificiales maravillosas y las justifican con "ciencia".

También estoy de acuerdo con Paula, se echa de menos la opinión personal, o alguna más profunda.

De todas formas, me parece un tema muy interesante, de veras. Y muy importante. Como decíamos en clase, es fundamental estar informado y no creer todo como si fuéramos ovejas. Me gusta mucho como cerráis el artículo, con la pregunta de por qué se dan estos fraudes. No sé si es cierto, pero me temo que a las personas que hacen esto les mueve el dinero, si creen que no van a ser descubiertos o la fama y llamar la atención,si son realistas.

Pablo dijo...

La idea es buena. La información sobre los fraudes es verdaderamente interesante. Y sin embargo, le falta algo al artículo. Ese algo, para mí, es vuestra opinión, vuestro sello, que haría este artículo vuestro artículo.

En cuanto al formato, pondría todo en un mismo color, pero si haría uso de negritas o subrayados, que aportan claridad al texto.