11 de mayo de 2012

Los Cementerios Nucleares


Un cementerio nuclear es el término coloquial usado en España para designar cualquier lugar donde almacenar residuos provenientes de reacciones radiactivas. Los residuos radiactivos emiten una serie de radiaciones que pueden ser muy nocivas para la slud del ser humano, produciendo distintas enfermedades como cánceres o mutaciones en el código genético. Por eso es importante almacenarlo de forma segura. Y para ello se crearon estas instalaciones.

Tipos de residuos

Encontramos toda una serie de residuos de distintos tipos, clasificados según su actividad radiactiva y su periodo de semidesintegración (tiempo que ha de pasar para que se desintegren la mitad de los núcleos de la muestra inicial). Esta clasificación es la siguiente:
  • Residuos de baja intensidad: Generados por hospitales e industria, generalemtne se trata de materiales que han entrado en contacto con elemntos radiactivos, como puede ser ropa, jeringuillas, papeles, etc. Su actividad radiactiva es mínima y su periodo de semidesintegración es de hasta treinta años.
  • Residuos de media intensidad: Contienen mayores cantidades de radiación que los anteriores. Incluyen productos que han estado en contacto con reactores nucleares o que han sido utilizados durante su desmantelación.
  • Residuos de alta actividad: Se trata de los producidos en los reactores nucleares durante la obtención de energía. Son los que mayor radiación contienen y, por tanto, los más peligrosos. En este grupo se clasifican todos aquellos residuos cuyo periodo de semidesintegración es superior a treinta años. Algunos de los elementos pueden llegar a los 6.600 años, como el plutonio 240, o hasta los 2.130.000 años como es el caso del neptunio 237. Debido a estos periodos tan grandes, es muy importante encontrar un lugar donde poder almacenarlos, bien hasta que se semidesintegren o se encuentre una manera de reutilizarlos.

Tipos de Almacenado

El tipo de almacenado depende en gran medida del tipo de residuos que se almcenen. Así, debido a sus periodos de semidesintegración, los residuos de baja y media actividad suelen almacenarse juntos en almacenes de superficie o de baja profundidad. Estos almacenes cuentan con distintos tipos de barreras, tanto artificiales como naturales y suelen emplzarse en lugares geológicamente estables, para evitar el riesgo de accidentes producidos tanto por terremotos como por tsunamis.

Almacen Temporal Centralizado (ATC)

Se trata de almacenes en superficie diseñados para albergar residuos de alta actividad durante un periodo no superior a 100 años. Se trata de almacenes comunes para todas las centrales nucleares de un pais o una región, lo que reduce costes de mantenimiento, auque aumenta el peligro de un escape debido al transporte de los residuos hasta la planta.
El Reino Unido y Francia cuentan con una serie de ATCs, generalmente emplazados cerca de plantas de reprocesado para reutilizar residuos útiles.
La instalación de Habog, un ATC situado en Holanda
Para saber un poco más acerca de los ATC, recomendamos visitar este otro artículo escrito por nuestras compañeras Irene Gutiérrez y Nerea Morena

Almacenamiento Geológico Profundo (AGP)

Un AGP es un tipo de almacenamiento que usa formaciones geólogicas para realizar almacenamientos muy duraderos donde poder almacenarresiduos de alta actividad durante un largo tiempo. sin embargo, se trata todavía de proyectos y sólo hay un AGP construido, el Waste Isolation Pilot Plant situado en Carlsbad (EEUU). Se trata de un almacén destinado a residuos nucleares provenientes de armamento nuclear.









Almacenamiento submarino

Desde 1950 se han vertido residuos al mar, a pesar de las controversias generadas por estos vertidos, llevados a cabo por empresas autorizadas en las costas de EEUU y Reino Unido. Desde 1993 existen legislaciones que prohiben el almacenamiento de estos residuos en el mar a pesar de las cuales se estudia la creación de almacenamientos en fosas marinas profundas donde poder albergar este tipo de residuos. Se estima que la Fosa Atlántica, situada a 700 km de Galicia, alberga más de 140.000 toneladas de residuos, vertidos 1967 y 1983. (Vertidos en Galicia)

Accidentes

Como ya hemos explicado antes, éste tipo de residuos puede tener muchos tipos de almacenamientos pero desgraciadamente no resultan siempre del todo seguros. La fuga de estos residuos puede ser verdaderamente dañina para todos aquellos seres vivos que se encuentren cerca de esta fuga, para el medio ambiente e incluso pueden dañar la atmósfera. Algunos de los accidentes más importantes son los siguientes:

Accidente del rio Tetcha

En la unión soviética se han producido numerosos vertidos de residuos tóxicos, el primero de los cuales ocurrió entre 1948 y 1951. Durante estos años se vertieron residuos al río Tetcha, lo que causó una evacuación de casi 7000 personas.

Accidente de Mayak

Central nuclear de Mayak


Posteriormente, el 29 de Septiembre de 1957, otra planta rusa llamada Mayak, sufrió una explosión que liberó hasta 2.000.000 de curios lo que provocó la evacuación de hasta 11.000 personas y la muerte de un gran número de gente. Éste fue el segundo accidente más importante de la URSS, después del accidente de Chernóbil en 1978. El gobierno sovietico encubrió las cifras oficiales de muertos, que se estiman en más de 1000. En total, 600.000 personas recibieron dosis de radiación, alrededor de 5.000.000 de personas vivieron en áreas contaminadas y 400.000 en áreas gravemente contaminadas.

Accidente de Hanford Site

Hanford Site es una instalación estadounidense creada para proporcionar uranio para armas nucleares durante el Proyecto Manhattan. Desde sus inicios hasta 1971, el agua que se recogía del rio Columbia para la refrigeración de los reactores, se devolvía contaminada de isótopos radiactivos. Dicha información fue ocultada por el gobierno federal. El 20 de abril de 1973, se produjo un escape de residuos altamente radiactivos de cesio, estroncio y plutonio, escapándose cerca de 435.000 litros.

Actualmente se lleva a cabo en Hanford Site uno de los mayores procesos de limpieza de residuos radiactivos, debido a la intensa actividad allí desarrollada durante la 2ª Guerra Mundial y la Guerra Fría.

Reactores nucleares de Hanford Site, con el rio Columbia a la derecha. Enero de 1960.


Accidentes de Tomsk y Mayak

Posteriormente, en 1993 se produjeron dos graves accidentes en instalaciones ex-soviéticas que ocasionaron más fugas radiactivas en los depósitos de Tomsk (en abril) y después fue  Mayak (en julio, por segunda vez). Esto dejó bien claro la carencia en la seguridad de los depósitos nucleares de la antigua URSS.


Esperemos que este artículo nos haga reflexionar sobre los peligros de los residuos nucleares y de lo difícil que resulta actualmente almacenarlos. Que sirva de motivación a alguién para investigar y desarrollar nuevos métodos de almacenamiento o incluso, la manera de reutilizar por completo estos residuos tan dañinos.


Álvaro Muñoz y Daniel Hernán-Pérez

13 comentarios:

Karen Amselem dijo...

Me gustaría felicitaros por vuestro artículo. Habéis explicado el cementerio nuclear, los tipos de residuos, los tipos de almacenado y los accidentes, de una forma muy sencilla de entender, muy clara y bastante correcta.
Además, habéis hecho uso de imágenes y al final habéis dado vuestra opinión, de la cual deciros que estoy completamente de acuerdo. ¡Me ha parecido un artículo realmente bueno!

Daniel Losa dijo...

Nunca había odio hablar detalladamente de estos lugares y me parece muy interesante.
Se nota que conocéis el contenido, sus características etc...
El uso de estas imágenes ayuda a tener una mejor visión sobre estos cementerios.

La única pega, que es en contra de estos lugares, es que deberían ser eliminados en el futuro ya que se esta desarrollando un tipo de centrales nucleares que elimina la radiación de los diferentes residuos mediante un acelerador de iones.

Por lo demás, esta todo bien.

Guille dijo...

enhorabuena, utilizais unas descripciones verdaderamente interesantes, quiza a corregir para otro posible proximo arituclo seria la utilizacion de menos teoria, de todas formas, gran trabajo

Sara Haers dijo...

Muy buen artículo. No he echado nada en falta y la lectura se me ha hecho mucho más interesante de lo que esperaba. Había oído hablar de los cementerios nucleares, los tipos de residuos y algunos accidentes nucleares, pero nunca con tanto detalle. Estoy agradecida por haber podido aprender sobre ellos gracias a este artículo. Además, habéis puesto algunos enlaces a lo largo del texto para ampliar información, cosa que ayuda bastante. Buen trabajo!

Eduardo Yunquera dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Sara, de hecho, tengo que confesar que ha sido a leer los comentarios cuando me ha entrado la curiosidad por leer vuestro artículo, y no es que antes no lo hubiese leído por desidia, si no porque este es un tema complejo para tratar con él, pero he de decir que me ha sorprendido gratamente.

Muy buena estructura y muy buena información, sin duda dejáis claros todos los aspectos y no se queda ninguna duda. Además, mostráis casos concretos a través de los que podemos ver las consecuencias del almacenamiento de estos residuos.

Andrea Ruiz-Capillas dijo...

Segun parece, todos coincidimos en lo mismo; buen trabajo, chicos.
Vuestro articulo esta muy bien estructurado, explicado y su lectura se me ha hecho muy fácil. Ademas de los links que habeis incluido, me ha parecido tambien muy originl la idea de vincularlo a un articulo de otras personas del curso, relacionando asi temas.
Lo unico que echo en falta es que hubieseis hablado de catastrofes mas conocidas, como la de Chernóbil.
Felicidades por vuestro trabajo.

Andrea Ruiz-Capillas dijo...

Segun parece, todos coincidimos en lo mismo; buen trabajo, chicos.
Vuestro articulo esta muy bien estructurado, explicado y su lectura se me ha hecho muy fácil. Ademas de los links que habeis incluido, me ha parecido tambien muy originl la idea de vincularlo a un articulo de otras personas del curso, relacionando asi temas.
Lo unico que echo en falta es que hubieseis hablado de catastrofes mas conocidas, como la de Chernóbil.
Felicidades por vuestro trabajo.

Jaime dijo...

Este artículo me ha parecido muy interesante. Me parece muy adecuada la manera en la que esta estructurado y como concienciáis con vuestras palabras la peligrosidad de los residuos radiactivos y de que es extremadamente importante las medidas de seguridad a la hora de almacenarlos

María SBS dijo...

Exactamente, todos coincidimos. Especialmente, estoy de acuerdo con Eduardo. He leído vuestro artículo al ver los comentarios, ya que este es un tema que suele echarme para atrás.

Todo bien explicado, con ejemplos y una forma seria y correcta. Además, el formato en el que lo habéis publicado me gusta bastante, con imágenes, puntos y subtítulos.

¡Buen trabajo!

María SBS dijo...

Exactamente, todos coincidimos. Especialmente, estoy de acuerdo con Eduardo. He leído vuestro artículo al ver los comentarios, ya que este es un tema que suele echarme para atrás.

Todo bien explicado, con ejemplos y una forma seria y correcta. Además, el formato en el que lo habéis publicado me gusta bastante, con imágenes, puntos y subtítulos.

¡Buen trabajo!

Macarena Gregorio dijo...

Ha sido muy interesante leer este artículo, tiene muchos detalles y está tratado en bastante profundidad.
Está muy bien añadir links para ampliar la información y me ha gustado mucho la idea de relacionarlo con otro artículo de unos compañeros.
Solo aportar que hubiese estado bien añadir algún vídeo sobre alguno de los accidentes mencionados y sobretodo la necesidad de citar el accidente de Chernóbil porque todos lo conocemos más.

Bertosaurio17- sama dijo...

Es la hostia

Hubert W dijo...

Increible trabajo de investigación, lo mejor que he leido después de Fenris el elfo