27 de octubre de 2008

La mensajería instantanea...Algo en boca de todos

Mensajería Instantanea

La posibilidad de comunicación que nos brinda en estos momentos la tecnología era imaginable no hace más de 15 años atrás, antes los padres se decidían por un colegio cerca sus casas para que cuando fuesen mayores sus hijos, estos llamasen por teléfono a amigos de su mismo barrio, puesto que las tarifas dependían de la distancia en una misma ciudad. Ahora mismo ya nos hemos olvidado de todo eso, puesto que en la actualidad no tienes más que conectarte al Messenger, y no solo para intercambiar mensajes, si no con la posibilidad de hacer llamadas, video llamadas, conferencias, enviar archivos… con cualquier persona del mundo, y todo con el mismo precio que pagas por meterte en la versión digital de un periódico. ¿Historias de la abuela? Pues no, nuestros padres lo han vivido.


Sin embargo, al cabo de los años también ha ido habiendo un desarrollo, la cosa no acaba tras la sustitución del papel por el ordenador y del código postal por el “@” a medida que pasaban los años, han ido surgiendo nuevas formas de comunicación vía internet.

La primera fue el correo electronico, muy útil como sustitición del sobre de papel, permitia intercambiar información con gente alrededor del mundo en segundos, sin embargo, en ocasiones resultaba demasiado lento.

Así pues el “invento de Emilio” resultaba poco gratificante e insuficiente, así pues se creo algo novedoso, los servicios de mensajería en tiempo real.

La diferencia obvia entre el correo electrónico y la mensajería en tiempo real es que en el primero, los tanto el receptor como el emisor no deben estar en la misma situación temporal, lo que da ventajas, como no tener que esperar a alguien para poder comunicarse con el, sin embargo la ventaja de la mensajería instantánea es que no tienes que esperar a que haya respuesta, puesto que es inmediata, con lo cual este servicio nos otorga la posibilidad de no solo contar una cosa, si no de establecer una conversación sin necesidad de usar el teléfono.

Sin embargo la mensajería en tiempo real no es “un bloque”, se puede dividir en dos tipos claramente diferenciados, el chat y la mensajería instantánea.


El chat es un servicio que te permite entablar conversaciones con cualquier persona que esté al mismo tiempo y en el mismo espacio virtual, ya que un chat está conformado por una o varias salas o canales, los cuales son cuartos virtuales en donde la gente se reúne para comunicarse e intercambiar ideas sobre un tema en particular, o puedes hablar en privado con personas conocidas o desconocidas. Puedes crear tu propio "club de amigos" o hacerte miembro de alguno de los clubes que ya existen, estos clubes están clasificados por temas como salud, romance, medicina, música, cine, cultura, etc.


Así pues el chat es un espacio virtual donde entras no para hablar alguien en especial, si no para hablar sobre algún tema que te interese.


Sin embargo la mensajería instantánea es un punto intermedio entre los sistemas de chat y los mensajes de correo electrónico, las herramientas de mensajería instantánea, son programas regularmente gratuitos y versátiles, se encuentran en el escritorio y, mientras hay una conexión a Internet, están siempre activos.

Pero...¿que precio pagamos por estos servicios? -Pues nuestra seguridad
En el chat:

Desde el punto de vista personal y emocional, el mayor riesgo del chat es la adicción que genera, especialmente en personas con problemas de integración social. El usuario empedernido acaba prefiriendo el chat a las relaciones de la vida real, es capaz de dejar de hacer cualquier cosa con tal de chatear, siente ansiedad si no puede hacerlo por el motivo que sea y ve desaparecer su vida social y familiar. Sin embargo los más susceptibles son los menores, puesto que pederastas y maníacos usan este servicio como medio de establecer el primer contacto con ellos, ya que es fácil engañarles, por ejemplo, haciéndose pasar por responsable de una casa de juegos de ordenador que les invita en secreto, sin que sus padres lo sepan, a probar el último vídeo juego. Aquí los hombres pueden hacerse pasar por mujeres, los adultos, por niños y los granujas, por gente honrada. Nadie conoce a nadie.


Ateniendo el punto de vista técnico, el chat constituye la vía más utilizada por hackers principiantes (lammers) para entrar en ordenadores, instalar virus troyanos o simplemente para divertirse y probar su poderío tirando abajo el sistema de la pobre víctima mediante los famosos nukes(caída de una conexión TCP/IP por parte de un agente externo). La privacidad puede verse igualmente amenazada, especialmente si se llegan a suministrar datos verdaderos y charlar con extraños sobre materias confidenciales. Dicen las estadísticas que una de cada cuatro personas que entra en un chat lo hace con fines malévolos y que nueve de cada 10 ciber-romances terminan en fracaso absoluto. Los chats están poblados por gente decente, pero también abundan los delincuentes, estafadores, narcotraficantes, trastornados mentales y demás gentuza.


Con esto vemos que este tipo de servicio aparentemente puede parecer un simple juego, sin embargo cuando una persona hace de esto su único medio para relacionarse, cae en las redes del chat, en las que sin darse cuenta, se instala para no querer salir más. Sin embargo aquí se unen personas que no se conocen de nada, con identidades probablemente falsas, que muchas veces sea malintencionadas. Igualmente, todo experto recomienda encarecidamente no dar datos verdaderos ni confidenciales a nadie, atendiendo principalmente a niños. Así pues el chat puede llegar a ser una buena herramienta, pero cmo todo hay que saber usarla.

Al margen de todo esto, encontramos una grandísima variedad de chats, algunos generales, donde se puede hablar de todo, como el más famoso “ya.com”, luego hay otros especializados en simularte otra vida, como “Habbo-hotel” , luego otros dedicados exclusivamente a otros temas, como los dedicados a padres primerizos, por ejemplo.


En la mensajería instantanea:
Más de 50 millones de usuarios en el mundo hacen uso de Microsoft Messenger, ICQ, o Yahoo! Messenger. Todos son gratuitos, pero ¿qué precio pagan por usarlos? La respuesta es sencilla, pagan algunos peligros.

El IRC tiene fama de lugar inseguro y nido de troyanos y es bien merecida, los programas de mensaj
ería instantánea carecen de las medidas de seguridad mínimas para confiar en él. Aún no han llegado a ninguna solución estándar, y parecen haber quedado atrás en lo que a soluciones seguras se refiere. Todos los programas de mensajería instantánea, envían las conversaciones sin cifrar, en texto plano, lo que no supone ningún problema para un hacker medianamente experimentado. Tampoco incluyen ninguna herramienta que compruebe la autenticidad de los archivos que se envían a través de ellos, la posibilidad de esconder virus o troyanos. De nada sirve, en una empresa o particular , bloquear los virus que llegan por correo electrónico o los cortafuegos que evitan conexiones no deseadas, si cada trabajador tiene en su escritorio Microsoft Messenger y puede intercambiar libremente archivos a través de él.

Los cinco mayores problemas que amenazan la mensajería instantánea:
-Los gusanos y virus,
-Programas de puertas traseras o troyanos,
-Secuestro de sesiones o suplantación de personalidad,
-La denegación de servicio
-La divulgación de información no autorizada.


Los hackers comenzaron a utilizar MI(mensajería instantanea) como un nuevo vehículo para el phishing(modalidad de estafa con el objetivo de intentar obtener de un usuario sus datos, claves, cuentas bancarias, números de tarjeta de crédito, identidades) y el pharming(consistente en modificar el sistema de resolución de nombres, de manera que cuando el usuario crea que está accediendo a su banco en Internet, realmente está accediendo a la IP de una página web falsa) al enviar mensajes masivos a sus de usuarios de mensajería instantánea que solicitan que el destinatario haga clic en un enlace que lo lleva a un sitio web fraudulento. Estos sitios maliciosos o fraudulentos solicitan información personal del usuario o descargan y ejecutan automáticamente keyloggers (registran los golpes en el teclado del usuario), gusanos o virus en su computadora, lo que crea un backdoor (puerta trasera) abierto para los hackers.

Los hackers sacan provecho de este fenómeno. La empresa de seguridad informática Websense Security Labs informó que en el 2005 se registró un incremento de 300 por ciento en los ataques que utilizan la mensajería instantánea y sitios web maliciosos, en comparación con el año anterior. Muchos virus suelen enviarse como si sus amigos o contactos recibieran un mensaje suyo. En realidad, el mensaje es generado por un gusano y en algunos casos puede contener un enlace a un sitio Web que descarga automáticamente parte de un código malicioso.

Al comparar estos dos servicios (mensajería instantanea y chat) comprobamos que mientras que el chat tiene múltiples peligros sociales, la mensajería instantea esconde un sinfín de peligros para la seguridad en nuestro equipo.

En conclusión solo nos queda decir que hay que tener mucho ojo con esto de la gente desconocida y tener nuestros antivirus a punto, igualmente, si algo parece sospechoso, por ejemplo, recibes un mensaje por el messenger de alguien que conozcas, pero que te envía un vínculo algo extraño, NUNCA lo habras, comprueba que de verdad estás hablando con el que creas que estás hablando, puesto que además cada vez es más fácil hackear el Messenger, no hay más que buscar en Youtube.

Verónica López y Daniel Hernández


Un video sobre la seguridad en el messenger:




2 comentarios:

VÍCTOR dijo...

- Bien presentados y ordenados los pros y los contras.
Los errores tipográficos dificultan la lectura. Releed antes de publicar.
- Muy buena la viñeta.
- Hay que citar las fuentes:
http://mundoinformatica.portalmundos.com/peligro-instantaneo-la-mensajeria-instantanea-y-sus-problemas-de-seguridad/
- Faltan vínculos y referencias a las fuentes consultadas.

Pablo dijo...

Muy buena la viñeta, solo criticaria un poco el uso abusivo de la letra negrita que hace demasiado denso el texto. Hasta mañana