25 de marzo de 2013

¿Nucleares si, nucleares no?

En un día normal, ¿cuántas de tus actividades requieren energía? No sería sorprendente que la respuesta fuera : “¡TODAS!”. No podríamos vivir sin energía, ir a trabajar, cocinar e incluso  leer un libro necesitan energía. Durante los años hemos sido capaces de producir toda la energía que hemos necesitado, ¿Pero a qué precio?



Como hemos visto en el video el carbón y el petróleo son nuestras dos fuentes fundamentales de energía y por ello estamos destrozando el planeta. Hay dos posibles soluciones al problema. La primera, nos vamos a vivir a otra parte, aunque esto es un poco descabellado y en la actualidad imposible, por lo que solo nos queda la segunda opción, cambiar. Las energía renovables son una de las mejores soluciones que tenemos en la actualidad. Estas son la energía eólica, la solar, la hidráulica e incluso la nuclear.
La energía nuclear o energía atómica es la energía que se libera espontánea o artificialmente en las reacciones nucleares, que son los procesos nucleares en los que se combinan y transforman las partículas subatómicas y núcleos atómicos.

Existen dos tipos. En la energía nuclear de fisión el núcleo se divide. Desafortunadamente, esta energía no se considera renovable ya que se utiliza uranio y plutonio, que son materiales que posiblemente se agoten. La que si es renovable es la que parece ser la gran alternativa del futuro por solamente imitar el funcionamiento de las estrellas, es la energía nuclear de fusión.




Como su propio nombre dice la energía nuclear de fusión, se basa en la unión, en la fusión de dos átomos, dos isótopos del hidrógeno: el tritio y el deuterio. Se utilizan estos isótopos ya que para que se produzca la fusión de los átomos es necesario que sus núcleos tengan la mínima fuerza de repulsión, y esto se logra precisamente con los átomos más ligeros, los de hidrógeno, que sólo tienen un protón en su núcleo. 

Pero ahora hay que preguntarse, “¿y si es tan sencillo llevarla a cabo, por qué no se hace?”. En efecto hasta ahí la cosa es fácil pero todo se complica cuando se sabe que para fusionar dos átomos, es necesario eliminar la repulsión electrostática entre sus dos núcleos que se genera cuando ambos tienen la misma carga. Hay que aplicar una gran energía calorífica para conseguir la unión de los mismos, por ello no debe resultar extraña la idea de que la fusión se realiza a la temperatura de doscientos millones de grados centígrados. Los elementos reaccionan en forma de plasma, el cuarto estado de la materia, en el que hay un gran desequilibrio electromagnético de manera que la velocidad que alcanzan las partículas es tal que pueden fundirse unos con otros dando lugar a la reacción de fusión,la cual genera grandes cantidades de energía, aproximadamente a  unos 173.000 kWh, y libera un número muy elevado de partículas nucleares.

Dicho todo esto, el único gran inconveniente es la temperatura que debe alcanzar la reacción para ser efectiva, pero ¿por qué?  Y la respuesta es que aun no hemos conseguido fabricar ningún reactor que aguante esas temperaturas.
Aun así hoy en día se están experimentando dos formas de conseguir esta energía, por confinamiento magnético (se obtienen pequeñas densidades durante tiempos lo suficientemente largos como para conseguir muchas reacciones de fusión) y el confinamiento inercial (se contiene por muy poco tiempo, microsegundos, pero a densidades muy altas, produciéndose muchas reacciones). También se ha hablado de la fusión en frío, para evitar los problemas anteriormente dichos, pero debido al gran gasto de dinero en los otros dos sistemas, por el momento se ha descartado. Además posee dos modelos de reactores el reactor Tokamak y el Stellarator.
Visto esto amigos sólo cabe esperar a que finalmente se consiga llevarla acabo, ¡qué sin duda dentro de no mucho se conseguirá!... ¿Por que estamos tan seguros?
En 2025, ITER se prevee que se llevará a cabo un experimento histórico. Para entonces la mayor parte de los problemas técnicos y retos actuales estarán solucionados y se demostrará que la fusión es viable.

Se cree que hasta que se lleve a la práctica, habrá que construir más centrales nucleares.
Así pues, te imaginas que una nave especial, un submarino, o algo mucho más cerca de tu mano, un coche, tu coche, ¡pueda funcionar por energía de fusión!  
Si te quieres hacer una idea de como son las plantaciones de energía nuclear de fusión, echa un vistazo al siguiente vídeo.


Lo más sorprendente sobre la energía nuclear de fusión es que a parte del problema de la temperatura sólo trae de la mano ventajas:
  • Sus materias primas: el deuterio (se encuentra en un 0`15% en el hidrógeno) y el tritio (se extrae del litio, muy abundante en el agua), son inagotables y fácilmente accesibles
  • Segura, limpia e inagotable
  • NO contamina, o al menos, no tanto como la fisión,  ya que no hay peligro de radioactividad
  • Si surge algún problema en el reactor, la reacción se detiene espontáneamente
  • Funciona como el Sol, y como llevamos observando desde unos cuantos millones de años no es dañino, además de que sería una fuente casi inagotable

Así que ahora ya lo sabes, a la hora de responder a la pregunta: ¿nucleares sí, nucleares no? La respuesta es simple, “hoy nucleares no, ¡pero mañana nucleares si!”


María Izquierdo y Ana Pérez

7 comentarios:

David Cobos dijo...

Me ha parecido un trabajo estupendo con links en palabras clave y con imágenes parea ilustrar la información , como opinión personal yo apoyo las nucleares ya que aunque no lo parezca todavía no podemos vivir sin ella.

Victor Acosta dijo...

Buen trabajo por el contenido y por el formato. Buenas fuentes y bien colocadas.
Una duda, ¿has sido ambigua a proposito? Nuclear de fusión y de fisión o solo la primera.

Ana Pérez dijo...

Gracias por vuestros comentarios.
Respondiendo a la pregunta de Víctor, hemos elegido hablar de la energía de fusión más en detalle ya que es la que pensamos que puede solucionar casi por completo nuestros problemas energéticos. Como vimos en nuestra presentación de clase la energía de fisión trae consigo más problemas como la contaminación pero si se consigue realizar exitosamente una energía de fusión conseguiremos grandes cantidades de energía de forma limpia.

Clau dijo...

¡Muy buen trabajo! Está redactado de manera amena e incita a seguir la lectura hasta el final. Se nota que habéis hecho un gran trabajo de investigación para exponernos de forma objetiva los tipos de energía nuclear, las ventajas, los problemas... Habéis incluido infinidad de enlaces a páginas externas que apoyan la lectura. Un trabajo fantástico.

Alejandro dijo...

Un tema importante y muy bien desarrollado, se nota que sabéis del tema y se agradece. Excelente trabajo.

jorge dijo...

buen artículo, aunque no este del todo de acuerdo en la conclusión que afirma que nucleares hoy no. Mi razón es bastante sencilla: La energía nuclear de fisión, a pesar de tener sus desventajas, es una de las que menos inconvenientes tienen en relación a su eficacia. Si bien es cierto que los residuos son peligrosos, por lo general se tratan como es debido y no resultan tan perjudiciales como el CO2 emitido por otras muchas teniendo en cuenta el panorama climático actual.

alvaro albarran dijo...

Buen artículo, buen contenido y interesante idea, sin embargo al igual que jorge no estoy de acuerdo con la conclusion , para empezar creo que en un futuro la energía nuclear de fisión y de fusión se combinaran de forma que supongan una cantidad de energía casi ilimitada, y no podemos esperar a que tengamos la tecnología ya que mientras tanto, ¿de donde obtenemos la energía?¿ Del carbón y el petróleo para empeorar el problema del calentamiento global ? No , hay que cambiar nuestras fuentes de energía YA, y la mejor opción que tenemos es la energía nuclear de fisión