22 de marzo de 2009

De profesión futurólogo.

De profesión futurólogo

"Mirar a lo lejos, a lo ancho, a lo profundo; tomar riesgos, pensar en el hombre".

Gaston Berger.

¿Qué es ser futurólogo?

Un futurólogo es aquella que persona que estudia o ejerce la futurología, también conocida como la prospectiva.
La cuál fue definida como “la ciencia que estudia el futuro para comprenderlo y poder influir en él” por su fundador: Gaston Berger.

¿Quién fundó esta disciplina?


Gaston Berger, padre de la prospectiva o el estudio del futuro posible, dijo que "El futuro no es solo lo que puede ocurrir o lo que tiene más posibilidad de ocurrir. Es también, en una proporción que no hace más que crecer, lo que habremos querido que fuese”.
En 1964, Berger fundó una disciplina que bautizó con el nombre de "Prospectiva", porque permitiría "iluminar el presente con la luz del futuro".
Gaston Berger, además de un gran filósofo ha sido un industrial y administrador de empresa muy renombrado. Ha sido, entre otras cosas, Presidente del Comité de la prestigiosa Encyclopédie Française editada en los años 50. Lo cual demuestra que la filosofía, la ciencia, la tecnología y la empresa, se complementan perfectamente.

En 1960, Gaston Berger perdió la vida en un accidente de tráfico.

Prospectiva o futurología científica.


La prospectiva o futurología científica es la disciplina que intenta predecir comportamientos de sistemas aleatorios (por ejemplo las tendencias de la moda) está basada en el análisis riguroso de datos previos y tendencias de comportamiento.Sin embargo no se califica como "ciencia" ya que es imposible predecir a ciencia cierta el comportamiento de un sistema aleatorio.
Hay tres factores que distinguen a la futurología de la investigación en otras disciplinas.

Primero, la futurología examina no sólo los futuros posibles, sino los probables, preferibles y futuros de "comodín".
Segundo, la futurología intenta, típicamente, obtener una visión holística o sistémica basada en descubrimientos obtenidos en un rango de disciplinas diferentes.
Tercero, la futurología reta y descubre suposiciones detrás de las visiones dominantes y competitivas del futuro. El futuro entonces no está vacío, sino lleno de supuestos escondidos.

La OCDE (organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos cuyo objetivo es coordinar las políticas económicas y sociales), define la prospectiva como el conjunto de tentativas sistemáticas para observar a largo plazo el futuro de la ciencia, la tecnología, la economía y la sociedad con el propósito de identificar las tecnologías emergentes que probablemente produzcan los mayores beneficios económicos o sociales.
Por otra parte, la prospectiva es una disciplina y un conjunto de metodologías orientadas a la previsión del futuro. Básicamente se trata de imaginar escenarios futuros posibles, denominados futuribles, y en ocasiones de determinar su probabilidad, con el fin último de planificar las acciones necesarias para evitar o acelerar su ocurrencia.
Desde tal perspectiva, la prospectiva es entendida como una sistemática mental que, en su tramo más importante, viene desde el futuro hacia el presente; primero anticipando la configuración de un futuro deseable, luego, reflexionando sobre el presente desde ese futuro imaginado, para -finalmente- concebir estrategias de acción tendientes a alcanzar el futuro objetivado como deseable.
Otras denominaciones son utilizadas en otros contextos culturales. Así, en el ámbito anglosajón la denominación genérica es futures studies y todo aquello que comúnmente es traducido por prospectiva no posee el carácter marcadamente normativo que se atribuye a ésta. Recientemente, ha aparecido un nuevo concepto foresight, que se ha utilizado profusamente en el Reino Unido y en el ámbito de la Unión Europea, pero que no presenta una especifidad clara respecto a los términos prospectiva o future studies.
La futurología es un campo interdisciplinario que estudia tanto los cambios de ayer como los de hoy, agregando y analizando las estrategias legales y profesionales, y las opiniones con respecto al mañana. Incluye el análisis de las fuentes, patrones, y las causes del cambio y la estabilidad en el intento de desarrollar el pronóstico y de planear los futuros posibles y la prospectiva.


Su subdisciplina, el pronóstico estratégico.

En el lenguaje cotidiano, un “pronóstico” formula un conocimiento probable sobre un evento futuro. En el lenguaje de empresa, se suele entender como pronóstico la estimación anticipada del valor de una variable, por ejemplo: la demanda de un producto.
Pero en el contexto tratado, es decir, de la “disciplina científica”, un pronóstico puede definirse como el resultado de la aplicación de un método de predicción (como la extrapolación, la cuál viene explicada en la página de a continuación: http://sunwc.cepade.es/~jrivera/org_temas/metodos/prospectiva/extrapolacion.htm) en que partiendo de determinadas series de datos, se formula una “proyección” en el futuro con el objetivo de evaluar la ocurrencia probable de cualquier acontecimiento o el desarrollo de una tendencia.

La finalidad de los pronósticos es predecir el desarrollo futuro (de un sistema, de sus entornos etc.) para ayudar a la toma de decisiones (de planificación) sobre medidas de apoyo, contramedidas u otras acciones que influyan, en mayor o menor grado, sobre la tendencia del objeto planificado.

Existen diferentes tipos de pronóstico atendiendo a ciertos criterios.
-En primer lugar se les puede clasificar atendiendo a la diferencia entre métodos cuantitativos y métodos cualitativos.
-En segundo lugar, los métodos de pronóstico pueden clasificarse según tipos de informaciones a obtener: si simplemente se trata de describir un estado futuro podrán emplearse métodos descriptivos –como el pronóstico de tendencias-; en cambio, si se quiere predecir otros factores y elementos del estado futuro, además de describir ese estado habrá que indagar qué factores o procesos condicionarán o provocarán esa situación, y entonces deberá emplearse algún método de exploración.
-Métodos para la preparación de decisiones de planificación: aquí hay que atender ante todo a los instrumentos que facilitan la comunicación entre los equipos y responsables de toma de decisiones de planificación, a los métodos para mejora de la “participación”.

Hay múltiples ejemplos de Pronósticos sobre:
· Crecimiento económico
· Intensidad de tráfico
· Demanda de viviendas,
· Natalidad y mortalidad
· Enfermedad

Profecías tecnológicas


A principios del siglo XX se formularon numerosas predicciones sobre los avances científicos que se conseguirían hacia el año 2000. Hoy vemos en retrospectiva que la lista de aciertos es larga, pero más extensa se presenta la de los incumplimientos. La prospectiva tecnológica, la disciplina especializada en prever el desarrollo técnico, se ha mostrado más incierta de lo que se pensaba.
Se dijo que los seres humanos vivirían en gigantescas metrópolis con aceras deslizantes y surcadas por taxis voladores. Las grandes distancias se sortearían a bordo de aviones supersónicos; y los astros del Sistema Solar ya estarían colonizados, al igual que los lechos oceánicos, salpicados de ciudades submarinas. Además, un ejército de robots se encargaría de ejecutar todas las tareas rutinarias, en el hogar y en la producción.

Del pasado (jamás cumplidas):


1. "El iPod nunca despegará", Alan Sugar, en 2005.
2. "No hay necesidad de tener un ordenador en cada casa", Ken Olsen, fundador de Digital Equipment, en 1977.
3. "Las aspiradoras impulsadas por energía nuclear serán una realidad en diez años", Alex Lewyt, presidente del fabricante de aspiradoras Lewyt, en 1955.
4. "La TV no durará porque la gente se cansará rápido de pasar todas las noches mirando una caja de madera", Darryl Zanuck, productor de la 20th Century Fox, en 1946.
5. "Nunca se fabricará un avión más grande que éste", un ingeniero de Boeing, deslumbrado al ver el Boeing 247, con capacidad para10 pasajeros, en 1933.
6. "Estamos en el umbral del correo vía cohete", Arthur Summerfield, director general de Servicio Postal, en 1959.
7. "Nadie va a necesitar más de 640 Kb de memoria en su ordenador personal", Bill Gates, en 1981.
8. "Los americanos necesitan el teléfono. Nosotros no. Nosotros tenemos mensajeros de sobra", Sir William Preece, director del Post Office británico, en 1878.
9. "El spam estará resuelto en dos años", Bill Gates, en 2004.
10. "Se acabará demostrando que los rayos X son un timo", Lord Kelvin, presidente de la Royal Society, en 1883.

Del pasado (cumplidas):

El uso explosivo de la energía atómica previsto por el físico Frederick Soddy se hizo realidad en las postrime- rías de la Segunda Guerra Mundial. El Rayo de la Muerte vislumbrado por Nikola Tesla, el inventor estadounidense, parece en vías de concretarse en los láseres antimisiles del Pentágono. El viaje tripulado a la Luna anticipado por Julio Verne se realizó en 1969. Lo mismo vale para los submarinos, el fax y la videoconferencia, cuyo concepto habían expuesto varios “adivinos”.
Entre otros como el teletransporte de documentos, fotografías, canciones y películas a cualquier lugar del mundo en cuestión de segundos.
El almacenamiento de información en PEN-drivers.

Del futuro:
2012, los coches se comunicarán y escogerán rutas.
2015, móviles 4G totalmente distintos.
2020, ‘software’ con inteligencia artificial, casi humana.
2020, nanomáquinas.
2020, los PC simularán el cerebro
2030, lo virtual y lo real se confundirán.
2050, los robots se casarán.
2050-2060, millones de ordenadores en una misma tarea.
2060, trasplantes de animales a humanos.

(Para más información sobre las profecías realizadas a lo largo de la vida visitar la página propuesta:
http://www.elcultural.es/version_papel/CIENCIA/14238/El_ano_2000_ya_no_es_lo_que_era )

Futurólogos importantes

Si Hortofruticultura y Jardinería ha podido convertirse en carrera universitaria, era sólo cuestión de tiempo que la tecnofuturología pudiese plantearse como, una profesión de futuro y por ello hoy en día hay algunos futurólogos importantes como:
Benjamín Solari Parravicini (1898-1974). Fue uno de los más importantes futurólogos sobre los sucesos del mundo y en particular de la Argentina.



Profecías sobre el mundo:

De niño, Benjamín preanunció una "guerra que estallaría en el 14" era la Primera Guerra Mundial.Cuando Hitler y Mussolini estaban en el poder escribió: "Con el mismo principio tuvieron el mismo fin".Sobre Fidel Castro cuando éste tenía 13 años: "Cabeza de barba que parecerá santa, más no lo será y encenderá las Antillas".En el año 1938 vaticinó la Televisión: "Visión doméstica. Por pequeña pantalla se verá en domicilio propio los sucesos externos".Predijo el primer vuelo espacial con tripulante; "el primer volador será un Can". Y así fue, en el segundo vuelo de una nave rusa, el tripulante fue la perra Laica. (1938) “El hombre del mañana surgirá del cultivo espermático de laboratorio. La mujer buscará al hijo seleccionando el semen ofrecido por el médico”. Lo que hoy se conoce como fecundación in vitro.(1972) "El guerrillero fatigado acribillara al que le creo! Se tornaran entre ellos ¡Exterminio!” (Clara alusión a la preparación de Bin Laden por parte de EEUU contra la URSS en Afganistan)
"La libertad de Norteamérica perderá su luz, su antorcha no alumbrará como ayer y el monumento será atacado dos veces". (¿Las torres gemelas?)
Futuro:"Roma será bombardeada y el Papa caminará sobre sus escombros"

Otros futurólogos:

Padre Don Orione"Monseñor Copello está construyendo muchas iglesias pero no morirá sin verlas quemadas" Ese Sacerdote, en 1955, vio como se quemaban iglesias de Buenos Aires.






Juan XXIII “Mas atención al rostro que sonríe y que viene del sur, más al sur que nadie” “Su corazón estuvo siempre en el norte y vuelve a recuperarlo con sus hermanos negros” Puede hacer referencia a Latinoamérica. “Persiste el miedo, pero en la concordia todos los hombres de encima y debajo de Lutero buscarán a alguien. Y será de paz el día en que una mujer jurará sobre la Biblia renovada”




Otros uso para el término de futurología.

En ocasiones el término futurología hace referencia a otras disciplinas no basadas en el método científico como, por ejemplo, la astrología, la teología o la ciencia ficción.
Estas disciplinas son las llamadas, pseudociencia. Algunas de las cuáles podemos informarnos en la página Web indicada: http://www.geocities.com/Athens/Olympus/9234/ciencia.html
A continuación un video en el cuál nos explican las características de la pseudociencia.
http://www.youtube.com/watch?v=UDb_iLeKN7E

Conclusión

Consideramos que la futurología es más popular en tiempos de incertidumbre y de cambio, en los cuáles te interesa o te preocupa más el futuro, como por ejemplo durante crisis económicas o cambios sociales.
Para algunos, es reconfortante pensar que la futurología podría ofrecer métodos con los cuales sería posible predecir los acontecimientos, pero nosotras consideramos que en ocasiones estas predicciones llevan a errores que hace cambiar el curso normal de la vida, alterando la evolución lógica de ella.
Apoyamos el hecho de que no se considere ciencia, ya que no se basa en un método científico y sus predicciones no son siempre acertadas, como hemos podido comprobar, por ejemplo, al leer que hace un siglo se creía que los coches volarían.
Por otra parte, esta disciplina nos parece en algunas ocasiones útil, debido a que en el método científico, uno de los pasos iniciales es la formulación de una hipótesis sin la cuál es imposible llegar a la conclusión final, por esto, las predicciones deberían de ser utilizadas solamente como una ayuda al avance.


Articulo realizado por:
Marta Álvarez
Ana Rivero






14 comentarios:

VÍCTOR dijo...

Gran e interesante trabajo.

cristina dijo...

me ha gustado mucho este articulo, la verdad es que pensaba que la futurologia no se basaba en nada, que era como las supersticiones o tonterias asi...me han encantado las profecias tecnologicas, especialmente las "jamas cumplidas" que me han hecho mucha gracia.
buen trabajo =)

Cristina

Guillermo Collado Wilkins dijo...

No entiendo el desprecio hacia la Hortofruticultura y Jardinería, de hecho es más lógico que se ofrezca como carrera universitaria que cualquier rama de la futurología. A ningún rector le hará gracia vender una carrera despreciada por la mayoría de la comunidad científica y que no ofrece una utilidad suficiente como para que exista un sector laboral importante al que suministrar con personas cualificadas.

Más allá de ese detalle que imagino no es con la intención de menospreciar nada, más bien de resaltar que la diversificación es inevitable, me ha resultado interesante y sobre todo, entretenido.
Siempre es curioso jugar a ser adivino, pero está claro que esto solo nos sirve a nosotros, no a quien pretende vivir de ello.
Coincido plenamente en que sería incomprensible calificarlo como ciencia, dada su falta de objetivismo y de rigurosidad.

mireia dijo...

Me he parado a leer este artículo, porque al leer el título, me ha llamado la atención esa profesión, ya que no la había oido nunca y es más, sino hubiese leido el artículo, no hubiese creido que existiese. Ya que de alguna forma u otra todos hacemos prediciones y yo creía que era más una creencia popular, algo que todos en algún momento hemos pensado, pero que nuna llegaría a haber una carrera con ese nombre.
Por esto me ha parecido muy bueno y me ha gustado mucho, ya que he aprendido de algo que no tenía ni idea.
Me han parecido muy interesante leer sobretodo las predicciones del pasado jamás cumplidas ya que hay algunas, como la de que no tendriamos la necesidad de hablar por telefono, que a dia de hoy es impensable, es más, no solo tenemos que hablar por teléfono, sino que además tenemos que llevar uno encima todo el rato... quien se lo iba a decir a ellos!

Ana dijo...

Me ha pasado como a todos los que lo han leido, imagino. Ya el título, por sí solo, nos da una idea de lo interesante y novedoso que puede resultar leer vuestro artículo. Coincido con Cristina en que las profecías tecnológicas constituyen verdaderamente lo más entretenido de leer.
Estoy plenamente de acuerdo con vosotras en que la futurología no debe considerarse ciencia. De hecho, me ha sorprendido que tal pseudociencia esté tan estructurada y fundamentada.
Buen trabajo chicas.

Silvia dijo...

Me ha parecido muy interesante que la futorología no examine únicamente los futuros posibles, sino también los probables y, como vosotras decís, los futuros comodín.
Y, como a mi compañera Cristina, me ha hecho mucha gracia las profecías tecnológicas jamás cumplidas. Sobretodo la de la televisión... que nos pregunten ahora si nos hemos cansado. Y la del IPOD también es muy buena.
Sobre si debe o no considerarse una ciencia, obviamente creo que no, ya que incumple muchas de sus características, pero tampoco creo que sea una pseudociencia y mucho menos que trate de engañar a la gente. Dejémoslo en que creo que es un intento de ciencia, que, simplemtente, no se basa en un método científico, y busca también en las posibilidades menos probables.
Me ha llamado mucho la atención que dos papas hayan sido futurólogos, no es el tipo de persona al que asociaría dicha profesión.
Un tema interesante para aquellos a los que, como a mí y a vosotras, nos gustan estos temas.

vitino dijo...

Me gusta.
Me ha gustado el titulo y sobre todo lo que mas me ha interesado ha sido los fallos cometidos en predicciones futuras y , en menor medida,los aciertos.
Me ha gustado el tema en genral ya que te incita a pensar si todo en lo que se esta invirtiendo , como por ejemplo la IA, llegara a dar frutos en los proximos años o acabara como los coches voladores DEL 2000

Leticia dijo...

Me ha gustado mucho este artículo. La verdad es que no sabia de la existencia de esta profesion. Es curioso leer las cosas que antes se creían imposibles y que ahora dependemos muchas veces de ellas, como es el caso del ordenador o del telefono.

Guille dijo...

Un artículo muy completo y muy interesante, me ha gustado mucho que hayais puesto las predicciones futuras, pienso que algunas se cumplirán pero no creo que otras se cumplan en un futuro tan próximo, también me ha hecho gracia las predicciones pasadas no cumplidas, todos los que las dijeron deberían estar muy seguros de sus predicciones y si algunos nos viesen ahora (como el productor de la fox o el del Boeing 247), se quedarían atónitos.

Amaia dijo...

Como a todos, el título resulta de lo más interesante e incita al lector a continuar. Es un extenso artículo, muy bien estructurado, claro y coherente. Se nota que habéis buscado mucha información y que la habéis contrastado.
Las profecías tecnológicas me resultan muy graciosas, como la que predecía que nos aburriríamos de la caja tonta ¡quién lo diría!
También me parece un poco espeluznante el caso de Benjamín Solari Parravicini, que predijo el año de la 1ªG.M, el primer tripulante que viajaría en una nave espacial... futuras previsones que acabaron cumpliendose quien sabe por qué, pero que no superan el número de veces que estas se han equivocado. Con tantas previsones es normal que alguna acierte ¿no?

andrea sanz dijo...

El título me ha impulsado a leerlo, ya que desconocia la profesión de futurólogo. Es más lo he empezado a leer para ver si era una forma de atraer la atención y realmente no era una profesión, o si era cierto que existen los futurólogos. Ya he visto que es así y he aprendido muchas cosas sobre ello, ya que el artículo aporta bastante información. Los datos reales, es decir, las predicciones con su fecha y su autor, hacen que el artículo sea mucho mñas inetresante ya que puedes compararlo con la actualidad. Muchas de las predicciones pasadas son cómicas, y las futuras crean incertidumbre.
Estoy muy de acuerdo con vosotras en vuestra conclusión, ya que en tiempos como los de ahora, de crisis, se hacen muchísimas predicciones futuras. Y a pesar de que se hagan teniendo en cuenta datos previos, etc..es decir, utilizando el método científico dentro de lo posible teniendo en cuenta que o se tratand e leyes regualres, creo que es muy difícil acertar al 100%. No hay más que ver la variedad de predicciones que pueden exitir acerca de un mismo hecho.
Buen trabajao chicas

ivano dijo...

me parece que este trabajo unas veces es veridico y otras no , aunque ellos digan que siempre sera verdad lo que digan,me parece que esto es una pseudociencia ya que hablan de cosas que no existiran y no aportan ningun dato por eso no creo que estas personas vayan a llegar muy lejos con lo que hacen.

Marta J dijo...

Muy bueno el titulo que me ha impulsado a leer el artículo. El contenido era muy interesante además que yo también creía que la futurología era algo así como la lectura en frío o las supersticiones y me ha parecido muy interesante las técnicas que usan para predecir el futuro.
Coincido con muchos de mis compañeros en que las profecías tecnológicas que no se habían cumplido eran de lo mejor, muy divertidas.
También opino como vosotras que la futurología tiene una técnicas que les permite predecir y haber predecido algunas cosas pero aún así por la cantidad de errores que cometen y por no utilizar el método científico no se puede considerar ciencia sino pseudociencia.

Itziar dijo...

El titulo esta muy bien, gracias al cual he decidido leer el articulo.
El contenido me ha parecido completo y muy interesante. Me ha sorprendido saber lo que antes se creia que iba a pasar, como por ejemplo que el telefono no iba a ser necesario..
Me ha gustado lo de poner titulos a cada parte, cosa que no hemos hecho casi nadie y que ayuda a la lectura.
En la conclusion coincido tambien en que en los momentos de más crisis es cuando la gente está más dispuesta a escuchar predicciones que no tienen ninguna base científica y que no son fiables.