1 de mayo de 2014

Un día entero sin electricidad (Víctor García y Laura Prieto)

Un día entero sin electricidad - ¿Qué pasaría con nuestra civilización si no tuviéramos electricidad?

Este artículo narra lo que ocurriría si no tuviéramos electricidad, algunos impedimentos entre otros muchos, y además solamente esa situación durante un día, pero ¿qué ocurriría si fuesen muchos más?

Cada día somos dependientes de ciertas actividades, de ciertas cosas que nos ayudan a llevar a cabo nuestro día a día, pero no nos damos cuenta porque nunca nos suelen faltar en la sociedad en la que vivimos. Una de ellas sin lugar a dudas es de la que se habla en esta entrada, de la electricidad, que nos ayuda a realizar prácticamente todas las actividades diarias.

¿No piensas que es tan esencial? Lee el artículo y te darás cuenta lo mucho que cambiaría tu vida, sería como volver al siglo XIX, o peor.


¿Qué pasa cuando la caldera no funciona, la luz del edificio se va, cuando nuestros móviles no tienen batería, cuando queremos utilizar el coche pero no tiene gasolina...? Sentimos que nos falta algo, queremos agua caliente, queremos cargar el móvil, necesitamos desplazarnos a un sitio... Algunos hasta montan en cólera si no se soluciona el problema. No solo esto, si no que también pueden pasar cosas a grande escala, como que una ciudad entera se quede sin electricidad, como por ejemplo en una gran e importante ciudad como Nueva York en noviembre de 1965, en julio de 1997 y más recientemente el 14 de agosto de 2003. 

Pasemos ahora a ver como sería un día entero sin electricidad según las horas del día:


El despertar, algo que a todos nos cuesta. En la actualidad la mayoría de personas se levantan gracias a los despertadores, ya sean de los móviles como de relojes. Si tenemos que suprimir el despertador habría más de uno que llegaría tarde al trabajo, y tendrían que utilizarse otras opciones como el canto de un gallo para desperezarse todos los días (obviamente hay más, pero es una posibilidad). Nada más despertarse toca la hora de ducharse, y la caldera que permite tener agua caliente, a pesar de funcionar con gas, necesita electricidad para funcionar. El propio acceso al agua en las viviendas funciona en cierto modo por electricidad. A pesar de que en otros tiempos el suministro de agua se realizaba por diferencia de altura, en la actualidad se basa en bombas de presión que permiten que tengamos ese acceso al agua incluso en un quinto piso de una ciudad periférica como Tres Cantos.

A la hora de desayunar vemos que aparatos como la tostadora, la nevera o el microondas son esenciales, pero tenemos que suprimirlos debido a que sin electricidad no funcionan. Así que tomarse el café o la leche del tiempo. A esto hay que añadir que es cierto que existían y siguen existiendo cocinas de gas o que funcionaban por carbón o leña, pero igualmente un aspecto como poder tener los alimentos en la nevera sin que se estropeen es esencial en nuestra vida, además de que hacer una tostada a base de un fuego de leña resulta algo tedioso. Si tenemos que comprobar qué cocina consume más energía, si la de gas o la eléctrica, veremos que por lo general las cocinas eléctricas tienden a costar más en términos de energía, pero depende de diferentes factores. Además es erróneo el hecho de que las cocinas de gas no utilicen en absoluto electricidad, pues muchas de ellas la utilizan para mantener una llama de gas encendida. Para más datos de contaminación, gastos... mirar el link de aquí abajo.


Este es el link a un artículo que trata ese tema más a fondo

El entretenimiento, otro factor importante. Sin electricidad renunciamos a multitud de formas de entretenimiento que forman parte de nuestra vida. Sin televisión, ordenador, móvil o Internet nos vemos en una situación bastante complicada, sobretodo las nuevas generaciones. Siempre existirán grandes métodos y formas de entretenerse sin electricidad, pero también surge el problema de la falta de información. El hecho de no tener electricidad influye en gran medida a esta sociedad dependiente de esta energía, ya que sin ella nos veríamos en una situación de falta de información, pues los telediarios o los propios periódicos necesitan electricidad. La prensa funciona por imprentas eléctricas, y el transporte de los mismos se realiza por coches, camiones... que precisan esta energía. Más adelante se retoma el aspecto global de una sociedad sin electricidad.


Como se ha mencionado otro problema es el transporte. Terminamos de desayunar y tenemos que ir al trabajo o a cualquier otro lugar. La mayoría de los medios de transporte precisan electricidad para funcionar, ya sea en mayor o menor medida, como el coche, el autobús, el tren, la moto... En lo referente a consumo energético, la siguiente tabla muestra qué medios de transporte consumen más. Los únicos medios de transporte posibles sin electricidad son la bicicleta, el andar y carros tirados por animales, y para ir de ciudad en ciudad no es del todo rápido, aunque si muy ahorrador.


Al llegar al trabajo además comprobamos como todo necesita electricidad. Desde el ordenador para trabajar, el ascensor para ir al despacho, la iluminación y miles de cosas más que consumen electricidad, principalmente los sistemas de climatización. Estos son los mayores consumidores de energía y llegan a ser el 50 % de la factura eléctrica. Una mejora de la eficiencia energética de los aparatos de aire acondicionado a través de la regulación puede suponer un ahorro de un 20 %, y sustituyendo todo por aparatos más eficientes el ahorro alcanza la cifra de un 30 %. En el tema de la iluminación, el empleo de luces LED permite hasta una disminución del 80 % en el coste energético.

Llega la hora de comer y, ¿que pasa? Queremos cocinar la comida para el colegio, queremos calentar lo que nuestra madre nos ha dejado en casa. Para hacernos la comida vemos que necesitaríamos electricidad ya que la vitro, tostadora, microondas, licuadora... funcionan por electricidad. Pero estos alimentos también los conservamos en neveras, congeladores los cuales también usan electricidad para la conservación de lo que vamos a ingerir. Según datos de la EMSA la nevera, al estar conectada las 24 horas del día, consume unos 80 KWH al mes. A pesar de ese consumo sin todos ellos los alimentos se estropearían y perderíamos grandes cantidades de alimentos o bien nos alimentaríamos con una dieta muy poco variada, como sucedía en la antigüedad.

Si seguimos con las actividades que pueden realizarse después son:
  • Lavarnos los dientes, claro que depende del cepillo que utilicemos. Los que utilicen un cepillo manual no se darán cuenta de que los que se lavan con cepillos eléctricos que les ha recomendado su dentista necesitan cargarse... Otra actividad más del día que consume electricidad! Algo tan sencillo como lavarse la boca...

  • ¿Queremos ver la tele para reposar la comida? ¿Ver una peli después de comer? Pues hemos de ser conscientes que si; también la televisión, el DVD... funcionan con electricidad y, de hecho, consumen muchísima electricidad. Bien es verdad que con el avance tecnológico se han inventado televisiones que consumieran menos.  Al comparar un monitor LCD de 15" con un monitor CRT de 17", el monitor LCD utilizó 55 vatios menos en funcionamiento (25 vs. 80) . Los LCD utilizan menos electricidad que los televisores CRT, lo cual implica un poco menos de dinero gastado en electricidad. Además es mejor para el medio ambiente, si estás en el movimiento verde.
  • Por supuesto, a la hora de recoger la mesa, lavaremos esos platos, manualmente, o con un electrodoméstico, el lavavajillas, que como su categoría de electrodoméstico indica, consume electricidad.
Avancemos un poco en horas y vayamonos a la tarde, a eso de las 6 aproximadamente. Si vamos al colegio hemos vuelto, en coche, en autobús... En el caso del coche, si tenemos garaje habrá que meterlo y la puerta ha de abrirse con un mando... Pero si no tuvieras electricidad y esta puerta no se abriese? Vale, no pasa nada, lo dejas fuera. Pero y si llegas del colegio y vas a llamar al timbre a tu madre... y espera... no funciona, no tienes llaves y claro el teléfono no funciona... ¿Qué pasa ahora?

Ahora llega el momento de la merienda que pueden pasar cosas similares a las ya mencionadas anteriormente. Estudiar, actividad que realizan todos los estudiantes (o por lo menos deberían). Se puede estudiar con los libros solo, pero cada vez se exige más que se amplié información, que se realicen búsquedas en Internet, si, y ¿cómo accedemos a internet?, mediante el ordenador, aparato de uso doméstico que necesita electricidad ya sea portátil o de mesa. Pero por la tarde se pueden realizar distintas actividades, dependiendo del día que sea:
  • Podemos decidir limpiar nuestra casa. Podemos utilizar plumero, trapos para el polvo, la fregona con su detergente (que hemos de tener en cuenta que se ha realizado en la industria gracias a la electricidad) y también la aspiradora u otros métodos de limpieza de cristales en una comunidad, en conclusión, infinitas maneras de limpiar. Para esto último mencionado necesitamos la electricidad, bien es verdad que antiguamente no tenían todo esto y vivían, pero las condiciones de sanidad han aumentado muchísimo hasta día de hoy, así que, ¿no se puede relacionar el uso de la electricidad a una mejora de la calidad de vida desde este punto de vista?
  • Queremos salir, al cine, ir de compras... Los locales estarán iluminados, nos proporcionan visibilidad. Los túneles de la carretera por la que podamos ir para llegar a una gran superficie comercial, igual, si no ¿que sería aquello?, no veríamos nada.
  • También podemos tener una cita médica. Desde que se descubrió la electricidad siempre estuvo al servicio de la medicina a través de los instrumentos y máquinas usadas en esta profesión (rayos X, radiaciones de cobalto, equipos para topografías, para electrogramas...), y ha contribuido a numerosos avances en la ciencia e investigación.
  • Si obtamos por un plan más tranquilo podemos decidir escuchar música con el aparato reproductor de CD, que va enchufado a la corriente eléctrica. Sin este aparato o sin los MP3, MP4... no podríamos oír música que no fuera en concierto, en vivo, ni siquiera por la radio ya que también funciona gracias a energía.
Por la noche. Tenemos luces en casa, está el alumbrado público... Sin estas iluminaciones todo sería un caos, nos chocaríamos unos con otros, causando así graves accidentes. La solución sería no salir de casa desde que anoche y poner velas en casa, con el respectivo cuidado de no causar un incendio. Además las velas no alumbran lo mismo, como es lógico.

A la hora de la cena sucede lo mismo que con la comida (mencionado anteriormente). Tras la cena nos encontramos situaciones similares que tras la comida, actividades que consumen gran cantidad de energía. Vamos a dormir, ponemos nuestro móvil a cargar tras su duro día de uso. Esto es como alimentar al móvil, si no le damos alimento, muere y no podemos utilizarlo. Su comida es la electricidad y si no tuviéramos, ni el móvil ni el teléfono fijo, ni el modem funcionarían.

Tras un esquema de nuestro día a día y nuestro consumo de energía, esperamos que tengáis más claro cuanto dependemos de este elemento.

Tras una búsqueda de información vemos los datos en la siguiente gráfica que nos muestra cuales son las actividades que más se realizan y que más gastan energía doméstica:

Fuente: http://www.construmatica.com/construpedia/Restauración_y_Rehabilitación._
Rehabilitación_Energética_de_Edificios:_Introducción._Energ%C3%ADa_y_Edificación















Después de describir cómo sería un día sin electricidad es importante extrapolar esa situación a qué ocurriría si no tuviéramos nunca electricidad. Es cierto que, si los humanos han podido vivir la mayor parte de su existencia sin electricidad, el ser humano puede vivir sin ella. Pero hay que tener en cuenta que en la actualidad somos totalmente dependientes de la electricidad. Prácticamente todas las fuentes de energía (hidráulica, solar, nuclear, carbón...) producen en mayor o menor medida electricidad, y sin ella nuestro estilo de vida daría un vuelco tan grande que supondría un cambio brutal. A pesar de que la electricidad se empleara con fin practico para facilitarnos la vida, ahora la sociedad se ha adaptado tanto a ella, se ha "enganchado" a la electricidad, que todas las infraestructuras, estilos de vida y sociedades sin ella se verían destruidas. Además hay que tener en cuenta que la población desde el siglo XIX ha crecido enormemente, y con ello las ciudades, pero sin electricidad esas ciudades no podrían seguir existiendo. La población mundial pasó de 889 millones en 1800 a 1571 millones en 1900. En la actualidad es de unos 6000 millones. Sin la electricidad aparecerían problemas no solo tan vanales como el entretenerse, sino que, como se ha comentado previamente, la información y el transporte se irían a pique. Pero el problema más importante que aparecería sería el suministro de alimentos, pues en la actualidad el comercio está tan extendido que no hay fronteras para los productos, y las grandes poblaciones se sustentan a partir de los recursos que provienen de otras ciudades o lugares. Además sin medios de transportes y métodos de conservación de los alimentos eficaces se tendría que volver a las sociedades agrarias de subsistencia. Por último añadir que toda la manufactura, toda la producción, se basa en la electricidad, y sin ella la producción volvería a ser manual y muy reducida, o incluso se basaría en máquinas sustentadas por otras energías como el vapor. En conclusión: La electricidad la inventó el ser humano y ya no se sabe quién depende más de quién.

Algunos conejillos...



Además para observar de forma práctica como sería un día sin electricidad uno de nosotros ha realizado dicha experiencia y ha realizado un vídeo acerca de la misma:


Víctor García y Laura Prieto 1Bach B

FUENTES UTILZADAS :

http://es.wikipedia.org/wiki/Electricidad
http://enebro.pntic.mec.es/~jfrc0001/introduccion.html
http://www.ferropedia.es/wiki/Consumo_de_energ%C3%ADa_del_tren_y_de_otros_medios_de_transporte
http://www.ehowenespanol.com/consumo-energia-cocinas-electricas-hechos_311463/
http://curiosomundoazul.blogspot.com.es/2009/02/el-siglo-xix-un-gran-crecimiento-de.html
http://www.energiadiario.com/publicacion/spip.php?article16291
Fuente imágenes: google

1 comentario:

Victor Acosta dijo...

Las imágenes no están correctamente citadas ya que no basta con indicar que la procedencia es Google. Tampoco lo están las fuentes documentales.
Es recomendable introducir los vínculos en el texto cuando proceda.
No cabe duda de que hacéis una importante reflexión en torno a los efectos que podría tener la ausencia de electricidad en nuestras vidas.