7 de mayo de 2010

FRAUDES CIENTÍFICOS FAMOSOS

Se considera fraude científico la fabricación, falsificación y el plagio en la propuesta, ejecución o comunicación de los expertos. Dentro de esta definición también se deben incluir los errores de juicio, registro, selección o análisis de datos, la interpretación de los resultados, y las negligencias no relacionadas con el proceso de investigación.
Esta es una definición que nos ayuda a entender el concepto de fraude científico y nos permite diferenciarlo a la hora de decidir qué es y qué no es un fraude de este tipo.
A lo largo de la historia se han dado multitud de científicos que han tratado de engañarnos con descubrimientos o avances en el campo de la ciencia, ya sea por motivos de popularidad y reconocimiento como económicos. Sin embargo, dentro de este gran abanico de fraudes hay algunos merecederos de pasar a la historia. He aquí algunos ejemplos:

El Hombre de Piltdown.
Este fraude, que llegó a mantenerse durante décadas, supuso la creencia de que había
existido un "eslabón perdido" entre el hombre y mono. Esto sucedió cuando se descubrieron en Inglaterra los restos de un cráneo hasta entonces sin identificar y que aún presentaban cierto aspecto simiesco. Este hecho, que hoy en día nos parece una locura, permaneció como un gran avance paleontológico entre 1912 y 1949, cuando se descubrió que los restos habían sido tratados para darles el aspecto que poseían, siendo resultado de la aplicación de productod químicos y la unión de diferentes piezas oseas.





Vestigios de "quita
y pon"
Fue en el año 2000 cuando, un arqueólogo japonés, ya conocido por haber descubierto las cerámicas más antiguas de su país afirmó haber encontrado restos arquitectónicos que demostraban la presencia de vida en el archipiélago hace 600.000 años. Sin embargo, lejos de haber sido así, unos reporteros descubrieron que el arqueólogo colocaba por la noche los restos que se desenterraban durante el día. Ser descubierto afectó tanto al japonés que, tras haber perdido su prestigio, llegó a decir que fue "el diablo" quien le había obligado a hacerlo.

Mitad ave
,mitad dinosaurio.
Este fraude, nuevamente relacionado con la paleontología y con la existencia de un "eslabón perdido", supuso el descubrimiento de la especie existente entre las aves y los dinosaurios. Fue un hecho merecedor de portadas en numerosas revistas del ámbito ciéntífico, como el National Geographic, descubriéndose más tarde que los restos habían sido manipulados y provenían de la unión de dos animales.


Falsa clonaci
ón humana
Hace poco tiempo, un equipo de investigación surcoreano anunció que habían conseguido clonar embriones humanos, siendo esta la primera vez que esto sucedía y,como antes, siendo aclamada y publicada por revistas como Science y recibiendo gran importancia mediática hasta que la verdad "salió a la luz" descubriéndose que tal hecho no había sucedido nunca, si no que se habían falsificado datos y que tales células nunca habían existido.

Un sapo con tinta en el cuerpo.
El reconocido biólogo Paul Kamerer intentó demostrar hace unos años que los animales poseen habilidades hereditarias. Creencia que incluso cuestionaba la teoria de la evolución y que fue merecedora de publicación en la revista Nature. Para probarlo, demostró que, a los sapos parteros les nacen unas pequeñas patas para agarrarse a la hembra cuando han de aparearse en el agua y que estas cualidades se transmiten a sus descendientes. Pero, la explicación real fue revelada por otro biólogo, quien descubrió que Kamerer les había inyectado tinta a los sapos.

Estos son cinco de los más importantes fraudes ciéntíficos que hemos llegado a creernos pero, desgraciadamente, no son los únicos que han existido ni que existirán. Hechos como estos continúan dándose a diario y nos hallamos ante un problema cuando se trata de distinguir lo que es un fraude de aquello que no lo es, siendo éstos, temas de discusión entre famosos científicos. De hecho, ahora mismo se están tratando casos tan actuales como el cambio climático o la cada vez más utilizada homeopatía por ser posibles fraudes científicos y no hace falta mencionar la eterna polémica que generó la llegada del hombre a la Luna y si ésta fue una farsa. Pero el verdadero problema, y lo más preocupante, surge cuando un prestigioso científico es capaz de intentar engañar, inventar, mentir, falsear datos y arriesgar su carrera para crear descubrimientos que afectan, no sólo a la comunidad científica, sino a toda la población mundial, movido por la fama, el poder o el dinero.

Aquí os dejamos algunos vídeos que nos han parecido interesantes.

http://www.youtube.com/watch?v=wO_p8Z2jfI0 (Fraudes cientificos parte 1)
http://www.youtube.com/watch?v=DbQSyu3l3dE&feature=related (Fraudes cientificos parte 2)
http://www.youtube.com/watch?v=XVu9eAusRf0&feature=related (Fraudes cientificos parte 3)
http://www.youtube.com/watch?v=0Ws5G0HCWKE&feature=related (Cuarto Milenio parte 1)
http://www.youtube.com/watch?v=GJG8Ro12ODE&feature=related (Cuarto Milenio parte 2)
http://www.youtube.com/watch?v=w1FU0j2kPVc (Al Gore acusado de fraude cientifico)

Cristina Morillas y Nerea Merino


Bibliografía
http://www.abc.es/20091028/ciencia-tecnologia-/cinco-mayores-fraudes-cientificos-200910281100.html
http://titan.tel.uva.es/wikis/yannis/images/1/18/MI_final_Ernesto.pdf

4 comentarios:

H. Muñoz dijo...

Me parece un muy buen artículo, que muestra los riesgos de los fraudes científicos mediante ejemplos de los que han ocurrido a lo largo de la historia; y no sólo eso, sino que explica muy claramente en qué consiste un fraude científico y cómo distinguirlo de la investigación científica legítima. Se nota que habéis seguido un proceso de documentación. Además, las conclusiones extraídas de la información son impactantes, y el hecho de que hayáis añadido vídeos e imágenes hace al artículo más ameno y fácil de digerir. ¡Gran trabajo!

Daniel Benatar dijo...

Muy buen articulo, fácil de leer y de un tema interesante. Está bien documentado y habéis seguido un orden cronológico. Lo que mas nos ha llamado la atención es el formato elegido: una introducción objetiva y después mezclando vuestras opiniones con la realidad, por cierto GRAN CONCLUSION Y EXCELENTE TRABAJO

Daniel Benatar y Alejandro García

Gabriel dijo...

En mi opinión habeis realizado un trabajo excelente.
El arículo está bien estructurado, bien documentado y con elementos multimedia que resaltan y le dan credibilidad al artículo.
Quiero resaltar la conclusión que me ha parecido muy buena ya que además de informar y cerrar el artículo hace reflexionar a la gente.
Os felicito por este gran trabajo.

VÍCTOR dijo...

Me uno a la ola de buenas impresiones reflejadas en los comentarios de vuestros compañeros. Solo pongo una pega y es que creo que las referencias a las fuentes quedan menjor como vínculos a lo largo del texto. Estoy convencido que para sintetizar los diversos ejempos que exponéis y otros muchos que habréis descartado, habréis recurrido a fuentes que poosiblemente hubieran interesado a quien quisisra profundizar más.
Pero insisto, suscribo todo lo dicho por vuestros compañeros.