1 de abril de 2013

Sostenibilidad ecológica (Diana Menéndez y Lucía Vallez)



La sostenibilidad es el proceso de creación de las condiciones materiales, culturales y espirituales para el buen desarrollo del planeta basado en una relación entre los procesos naturales y los creados por los hombres (socieconómicos, culturales, etc) que buscan satisfacer el bienestar actual y de las futuras generaciones.

















  • Biodiversidad
La biodiversidad es la variedad de la vida (animales, plantas, etc) en un ecosistema. Esto es algo realmente importante y a tener en cuenta en el desarrollo sostenible, pues para el buen desarrollo del planeta se necesita preservar el ecosistema. A pesar de ser un requisito fundamental para el desarrollo sostenible, la lógica puede dar esto por sabido: Para el desarrollo sostenible son necesarios los ecosistemas y dejarían de ser el mismo si cambiasen (desapareciesen) especies que allí habitan.
  • Recursos
Los recursos que nos proporciona el medio ambiente son innumerables y todos ellos necesarios para la vida, comenzando por el agua. A pesar de que la mayoría de los recursos que nos proporciona el planeta no solemos utilizarlos por si mismos, si que lo hacemos de forma indirecta. Pongamos, por ejemplo, el carbón o el petróleo; sin ellos, la mayor parte de los inventos y de los bienes y servicios de los que disfrutamos ahora no existirían. Todos los recursos que nos proporciona el planeta nos son indispensables, pero generalmente están infravalorados y no reciben la importancia que se merecen, pero hay que tener algo en cuenta: Estos recursos no son inagotables. Para un buen funcionamiento y para que la tierra pueda regenarlos hace falta tiempo; si se siguen consumiendo a este ritmo y sin dejar reposo a la tierra, no sería de extrañar que dejaran de encontrarse ciertos recursos. 
  • Contaminación
Los seres humanos producimos una enorme contaminación en nuestro propio planeta que ya está empezando a afectar algunas zonas (no solo en zonas rurales o en los recursos, sino también en asentamientos humanos, como podemos observar en Pekín). La contaminación aumenta a un ritmo vertiginoso, así como la deforestación; no solo aumenta la polución sino que se destruye también la forma que tiene la naturaleza de contrarrestarlo o al menos reducir los daños. También se vierten sustancias tóxicas al océanos y a los ríos, dañando así los ecosistemas y agotando los recursos útiles. Los humanos contaminamos aire, agua y tierra. 
  • Conclusión
Un futuro sostenible es posible, pero se debe cambiar la mentalidad humana y dejar de pensar tan solo en nuestros intereses. tenemos que empezar a pensar en la Tierra y en  las generaciones futuras, no solo en lo que ocurra en el presente en el lugar en el que cada uno vive. 

2 comentarios:

Victor Acosta dijo...

Algunas imágenes no están explicadas por lo que su presencia parece meramente decorativa.
El tema da mucho más de si. ¿Habéis consultado los contenidos del libro?
Falta vuestra opinión personal y las fuentes consultadas.

Alexia Martínez Sánchez dijo...


La conclusion me parece clara, concisa y completa, y estoy de acuerdo con la idea expresada.

Creo que el tema de la sostenibilidad ecológica es mucho mas amplio de lo que habéis expuesto, podéis introducir, y los habéis introducido sin llegar al fondo de la cuestión en ninguno de ellos, y sin comprometeros, ni dando vuestra opinión. Como la información aportada en el punto Biodiversidad, que me parece superficial y escasa. No me parece que este tipo de redacción sea un artículo. Ademas, faltan vínculos, vídeos, nombres de fuentes fiables...
El formato utilizado es pobre, las imágenes no tienen el tamaño adecuado y se pueden ajustar fácilmente, ademas el tamaño de la letra es pequeño y dificulta la lectura.
La primera imagen no tiene que ver con el texto, pero es un buen recurso que explica los enfoques del desarrollo sostenible de forma más extensa que el propio articulo.