5 de junio de 2009

Diamantes de Sangre

Hoy vengo a hablar de una película, una película que depende de nosotros que acabe bien o mal. Esa película comenzó hace miles de años con la aparición del primer homínido. Protagonista y antagonista al mismo tiempo, el ser humano se ha ido desenvolviendo en distintas situaciones y en distintas escenas de mejor o peor manera, pero siempre saliendo adelante.

Una de estas escenas es el mundo industrializado, cuya base en toda regla reside en la tecnología y en la economía. No tanto en la real, sino en una tal llamada "financiera" que se regula por medio de la especulación y como consecuencia nos miente acerca del verdadero valor de las cosas. Un mundo que es conocido por el nombre de DESARROLLADO. Sus habitantes están poseídos por el sistema, creen que actúan bien, creen que son buenos ciudadanos, pero en el fondo son egoístas, egocéntricos, avariciosos, caprichosos, envidiosos, insaciables, etc.



Por eso no solo no cuidan el medio ambiente para las futuras generaciones, sino que además...

En este mundo, vive únicamente el 20% de la población, mientras que el resto...¿El resto? ¿Acaso existe el resto? ¡Si existe! Un nivel de vida como la de los "DESARROLLADOS" cuesta muchas muertes cada instante, cuesta unas condiciones de vida infrahumanas, cuesta guerras, cuesta separación de familias y lo peor de todo es que la única que paga es África. ¿África? África, origen del que todos venimos, lleva toda su vida pagando las deudas de los demás sumiéndose en la más profunda pobreza. Tristemente esto ocasiona que gente de la misma sangre se enfrenten unos a otros.

África es un lugar mágico:




Hoy os vengo a hablar de las consecuencias de nuestra actitud irresponsable, no en el medio ambiente, que como es lógico influirá en las vidas de las siguientes generaciones; sino en el impacto que tiene en las vidas de ahora.

Estos son algunos datos que demuestran lo que vengo diciendo:

  • En España el sector armamentístico supone el 1,53 % de la producción, suponiendo una actividad de unos 1.530 millones de euros. La mayoría de exportaciones van a países en guerra o con regímenes opresivos.
  • Los países de consumo (1/5 de la población mundial) son los responsables del 76% de las emisiones gases de efecto invernadero acumuladas desde 1850.
  • Más del 70% de las materias primas que se usan no solo para obtener energía, sino también para la producción de bienes, proceden de los países del Tercer Mundo. ¿Por qué no somos nosotros los pobres? ¿Por qué son ellos los endeudados?
  • En algunos países desarrollados se permite enviar los residuos tóxicos a otros países del Tercer Mundo para que no supongan un problema.
  • ¿Por qué no se respetan los derechos humanos? ¿Para qué sirven si los que más necesitan proteger sus derechos no pueden? Hay muchas personas a las que se les respeta 0 de 30 artículos que constituyen la Declaración.
  • Desgraciadamente los Derechos del Menor tampoco se respetan.
  • Los cientos de millones de dólares que surgen del comercio ilícito de diamantes en algunos países africanos van a parar a manos de la guerrilla y los ejércitos que practican el fructuoso trueque de diamantes por armas.





Consecuencias:

  • Una cantidad estimada de 300.000 menores de edad están participando actualmente en conflictos armados, cerca de 200.000 niños soldados son africanos, y no es lo único, durante los años 1990 y 2000 murieron cerca de 2 millones de niños en conflictos bélicos.
  • Las consecuencias sobre la población de países africanos en guerra son devastadoras: el 90% vive por debajo de la línea de la pobreza, la tasa de mortalidad infantil es del 29%, sólo el 31% de la población tiene acceso al agua potable y los casi tres millones de desplazados internos no tiene cubiertas necesidades básicas como alimentación, salud o vivienda.





  • En concreto en Sierra Leona, donde se lleva una guerra por el control de los campos de diamantes, existe un bando llamado FRU (Frente Revolucionario Unido) conocido por su campaña sistemática de terror contra la población civil y el uso habitual de niños soldados.
  • Desde el inicio de este conflicto en 1991, las fuerzas rebeldes han matado, violado, mutilado y secuestrado a decenas de miles de civiles desarmados, pero también las fuerzas aliadas del gobierno y las de mantenimiento de paz de África Occidental han cometido abusos contra los derechos humanos.


  • En Angola, desde hace casi 30 años, el movimiento opositor Unión Nacional para la Independencia Total de Angola (UNITA) lucha contra el gobierno por el control de los recursos naturales. Este conflicto lleva ya cobradas un millón de víctimas fatales. Los 35 mil hombres armados de UNITA, inicialmente financiados por Estados Unidos para combatir al gobierno izquierdista de Luanda durante la Guerra Fría, actualmente se mantienen gracias al tráfico de diamantes.


1 comentario:

VÍCTOR dijo...

Esto es lo que se conoce como un baño de realidad. Sin dejar de ser cierto todo lo que cuentas, y ya hemos hablado de esto, en mi opinión no sirve de mucho fustigarse a uno mismo. Lo que si que hay que hacer es exigir a nuestros gobernantes que sean éticos y serlo nosotros mismos.
Buen trabajo.